El nuevo Chevrolet Camaro ya acelera en nuestro país

Chevrolet Camaro

El clásico Camaro pasó por leves retoques para mantener alta la vara. Bajo el capó mantiene su propulsor 6.2 litros, aunque esta vez asociado a una caja automática de 10 marchas.


Chevrolet destapó en el país el nuevo Camaro, que llega como una actualización de mitad de vida de su sexta generación. El clásico deportivo aceleró para adelantarse a la camioneta Silverado y al crossover Blazer que la marca del corbatín también tiene en carpeta para el corto plazo.

El muscle incorpora una serie de mejoras, tanto a nivel estético como en su mecánica y equipamiento. “Camaro es un emblema para Chevrolet desde su origen. Representa el ADN americano y deportivo, además de la fuerza, el diseño y la tecnología de vanguardia”, precisó Álvaro González, gerente de comunicaciones de GM Chile.

Chevrolet Camaro

En el exterior, por ejemplo, destaca una reformada grilla más angulosa que incorpora una franja horizontal negra con el corbatín de Chevrolet en el centro, mientras que en el capó ahora las tomas de aire son horizontales, lo que contribuye a mejorar el desempeño aerodinámico. En la zaga, en tanto, las novedades están dadas por grupos ópticos con cubiertas transparentes que dejan ver las luces de LED.

Chevrolet Camaro

El interior mantiene la esencia retro-racing de esta sexta generación, con butacas Recaro, salidas de aire estilo turbina y tablero inspirado en los Camaro de los primeros años. Y para hacer la experiencia de manejo un momento de mayor calidad, cuenta con un sistema de sonido Bose de nueve parlantes y el sistema Active Noise Cancellation, que ayuda a eliminar sonidos molestos enviando frecuencias inversas a través de los parlantes. Por si fuese poco, incluye el sistema Ambient Lighting, que permite configurar la iluminación interior con 24 colores diferentes.

Respecto del equipamiento de infoentretención, cuenta con el sistema MyLink y una pantalla de 8”-compatible con Android Auto y Apple Carplay- donde se proyectan las aplicaciones. Además, mediante comandos de voz se puede acceder al celular y pedirle que llame a un contacto, que reproduzca la música favorita, que conduzca a un destino en Waze o que incluso envíe mensajes por WhatsApp.

Un corazón que mantiene las pulsaciones

A nivel motriz, el Camaro no ofrece variaciones, por lo que mantiene el propulsor V8 de 6.2 litros que envía 455 Hp a las ruedas traseras con un par de 617 Nm, con el que puede acelerar de 0 a 100 Km/h en cuatro segundos. Lo que sí cambió en esta ocasión es la caja automática, que saltó de ocho a diez velocidades para una conducción más armoniosa.

Chevrolet Camaro

También se mantiene el selector de modo manejo, que permite elegir entre Sport, Tour, Snow/Ice y Track. A esto se agrega el Launch Control, que permite elevar las revoluciones al arranque y el deslizamiento de ruedas mediante el centro de información al conductor.

Pero, así como la adrenalina es relevante, la seguridad no es un tema menor. Así, el Camaro SS garantiza aplomo al piso con su alerón trasero y los controles de tracción y estabilidad, lo que se complementa con equipamiento de seguridad que incluye ocho airbags, alerta de punto ciego, de tráfico cruzado y de cambio de carril, además de alerta de colisión frontal que informa por medio de una señal acústica y visual sobre el head up display. Otra novedad es el nuevo espejo retrovisor interior con función de cámara, que proyecta una imagen en alta resolución, y mejora el campo visual posterior, disminuyendo los puntos ciegos al ir en reversa.

Chevrolet Camaro

El Chevrolet Camaro tiene un valor de $ 37.990.000 para la versión con techo y de $ 39.990.000 en su variante descapotable. Las expectativas de venta giran en torno a las siete unidades mensuales, en un segmento donde el deportivo de Chevrolet compite de tú a tú con el Ford Mustang y el Dodge Challenger.

Seguir leyendo