Chevrolet vuelve a atacar al segmento SUV con el nuevo Captiva

El familiar Chevrolet Captiva revive con un motor 1.5 turbo y con configuraciones de cinco y siete pasajeros. Estará a la venta en Chile a contar de abril.


El Chevrolet Captiva estará de regreso en Chile en apenas una semana. El SUV que dejó de comercializarse en 2017 y que encontró un relevo en el Trailblazer a mediados de 2018, ahora llega con un nuevo origen y un look totalmente renovado. En primer término arribará en dos versiones, de cinco y siete pasajeros, impulsadas por un motor 1.5 litros turbo y gestionadas por una caja manual de seis marchas. Mecánicamente los Captiva de dos y tres filas de asientos no guardan diferencias.

Captiva

Captiva en la era de los motores turbo

Bajo el capó el nuevo familiar de Chevrolet aloja un propulsor bencinero de 1.5 litros que es capaz de entregar 147 caballos y un torque de 23o Nm a partir de un régimen de 2 mil rpm. Esta unidad va acoplada a una transmisión manual de seis relaciones encargadas de llevar la fuerza al eje delantero. En ciudad, el Captiva puede llegar hasta los 10 km/l, mientras que en carretera estira ese factor a los 15,1 km/l (ciclo combinado: 12,7 km/l). A fines de este año se unirá la alternativa con caja CVT también de seis relaciones.

Captiva

Buen equipamiento desde la versión de acceso

El familiar fabricado en China por el joint venture entre General Motors y SAIC destaca por contar desde la versión LT (de cinco pasajeros) con elementos como luces LED DLR delanteras, cámara de retroceso con demarcación de líneas, sistema de audio de seis parlantes con pantalla táctil de 8 pulgadas y conexión Bluetooth (no cuenta con compatibilidad  Apple CarPlay ni Android Auto), asientos de ecocuero, mandos al volante con control crucero, espejos de ajuste eléctrico y calefaccionados, neblineros traseros y delanteros, llantas de 17″ y sunroof. En la variante Premier -la tope de línea de siete plazas- se añaden asiento del conductor ajustable eléctricamente, panel digital de 7″, llantas bitono, espejos de abatimiento eléctrico y encendido por botón.

Captiva

En el interior, el Captiva entrega gran comodidad en los asientos delanteros y de la segunda fila. Esta última es deslizable para escoger la distancia con las plazas delanteras, además de ser completamente reclinables para también elegir el ángulo del respaldo. Asimismo, cuentan con apoyabrazos al centro.

Captiva

En el apartado de seguridad, la oferta de serie está compuesta por cuatro airbags (dos delanteros y dos laterales), frenos ABS+EBD, control de estabilidad, asistente de partida en pendiente y sensor trasero de estacionamiento. El sensor delantero, por su parte, va solo en el Captiva Premier.

Captiva

En materia de dimensiones, mide 1.760 mm de alto, 1.835 de ancho y 4.655 de largo (distancia entre ejes de 2.750 mm). Cuenta con una capacidad de maletero de 429 litros detrás de los asientos de la segunda fila y con estos abatidos estira ese volumen hasta los 1.051 litros.

Los modelos de Captiva 2019, llegarán al país con un precio que va desde $ 12.390.000 para la versión LT MT y $ 13.990.000 en su versión Premier con financiamiento Chevy Plan (Incl IVA)

Seguir leyendo