Joaquín Niemann: “Quiero ganar una medalla olímpica para Chile”

Con solo 19 años, el deportista oriundo de Talagante ya es el mejor golfista de la historia, título conseguido luego de su primer año como jugador profesional en el circuito del PGA. Se toma con serenidad su frenético ascenso de ser conocido en nuestro país y el peso de ser catalogado como el "Chino" Ríos del golf.


“Nunca me había tocado estar un día jueves en el club (Los Leones) y ver tantos jóvenes jugar golf a esta hora”, son palabras de Jorge Niemann, el padre de la nueva apuesta del deporte nacional y quien tuvo un paso extraordinario en su primer año como jugador profesional en el competitivo circuito del PGA. El progenitor cuida de cerca los pasos de su hijo, quien en unas pequeñas vacaciones en Chile aprovechó de presentar a su nuevo auspiciador, la Asociación de Importadores de Palta Chilena –CAIA por su sigla en inglés y que tiene su sede en California, Estados Unidos- y darse el tiempo para estar con algunos cercanos y la prensa. Jorge sabe que “Joaco”, como le llama, está destinado a ser un referente y que ha provocado un inusitado interés en jóvenes que hasta ahora no tenían al golf entre sus prioridades, aunque sea por hobbie.

Joaquín Niemann

Joaquín Niemann (19) hizo historia este año, al convertirse en el primer chileno en disputar el PGA Championship y el único en pasar el corte en un major. Pero, además, tuvo varias actuaciones brillantes, como la del The Greenbrier Classic, donde logró el quinto lugar, o el nivel que mostró en el The Memorial Tournament, que en una jornada terminó en el primer lugar, sobrepasando incluso a figuras de la talla de Tiger Woods y Jordan Spieth. Finalmente, quedó en el lugar 152° del ranking del PGA Tour y ganó 1,2 millones de dólares. Y sus cuentas de redes sociales se multiplicaron rápidamente, tanto o más como la atención que ha generado este joven, de sonrisa fácil, tímido, amigo de sus amigos y amante, por sobre todas las cosas, del golf.

De ideas claras, Joaquín Niemann es el cuarto de cinco hermanos y desde los cuatro años está metido en el golf, cuando acompañaba a su papá los fines de semana a la cancha de golf del Club Las Palmas. Y desde ese momento mezcló el prekínder con las clases de la escuelita del club de Talagante.

“Desde que tomé los palos de golf y me metí a clases, no paré más”, señala tímidamente Joaquín Niemann, quien en sus casi dos semanas en Chile tuvo que lidiar con el “acoso” de la prensa y de sus seguidores. Todos querían tener un minuto con él, algo a lo que no estaba acostumbrado hasta ahora, pero con lo que tendrá que aprender a convivir cada vez que pise tierras chilenas. Y es que en algo más de ocho meses, Joaco se convirtió en el fenómeno del golf nacional y a partir de ahora muchos ojos estarán puestos sobre él. Pero eso a Niemann no le preocupa. “La verdad es que yo solo juego golf, es lo que me gusta. No estoy pensando en que me van a hacer una nota por si me va mal, o lo que piensen mis papás, amigos u otros competidores”.

Joaquín Niemann

¿Se dice que eres el “Chino” Ríos del golf, ¿sientes esa presión?

Mi sueño es que el golf crezca en Chile. Siento que efectivamente puedo ayudar a motivar a que más gente juegue y vaya a los torneos. Hay más gente que me siga y eso ayuda a que el golf crezca. Estoy seguro de que más adelante habrá más jugadores chilenos en el tour. De ahí a ser el “Chino”, no creo.

La verdad iba a jugar porque me encantaba, no tenía idea lo que podría pasar, era chico y no se me pasaba por la mente el tema de dedicarme, básicamente, porque no entendía lo que significaba. Yo jugaba porque me encantaba. Lo pasaba bien. Tenía hartos amigos.  Poco a poco y a medida que fui jugando torneos y ganándolos, me di cuenta de que me iba bien, que era bueno… y así llegué al tour.

Cuando terminas el año pasado rankeado número uno en juveniles, ¿qué se te pasa por la cabeza? ¿Cómo te proyectabas para este 2018?

Estuve número uno casi un año y no fue más porque decidí hacerme profesional y llevar mi carrera a otro punto. Pensé que iba a ser mucho más difícil pasar de amateur profesional, y no fue así.

¿En qué sentido?

Pensé que iba a haber más presión, por el hecho de estar jugando por plata o con jugadores con mucha más experiencia y mejores. Pensé que no me iba a sentir tan bien en la cancha como se sentía siendo amateur, pero en verdad fue casi al revés. Me sentía mucho mejor y tenía muchas más ganas de jugar mejor, de mejorar cada día mi juego. Y así me empezó a ir súper bien y me confirma que es lo que me gusta hacer y lo que quiero hacer. Es donde quiero estar siempre.

¿No te da miedo haber llegado tan joven y aburrirte pronto del tour?

No sé. Llevo seis meses. No estoy viendo eso ahora. Hay tantas competencias que no creo que me aburra. Siempre hay un desafío nuevo. Ahora es ganar uno, luego será ganar más. Quiero ser alguien en la historia del golf y tener muchos campeonatos ganados. No cualquiera llega al PGA y gana, eso es un gran logro. Creo que nunca me voy a aburrir.

Ya pasaste a la historia del golf chileno, ¿quieres pasar a la historia del golf internacional, también?

Estoy recién partiendo, pero creo que sí. Hay que seguir entrenando y ver lo que pasa.

¿Cuáles son tus fortalezas en el juego?

Creo que tengo todo muy parejo. Ya estuve en varios torneos en el top 10 y creo que solo la experiencia y la paciencia me llevarán a ganarlos.

¿Y qué es lo crees que debes mejorar?

Recién he jugado 12 semanas como profesional. Un jugador top 20 del mundo juega unos 30 torneos al año y gana uno, si son dos, es espectacular. Si yo llevo recién 12 y estuve a punto de ganar siento que no me falta nada para poder ganarlos, solo seguir jugando y esperar que venga mi semana.

¿Sientes que has tenido que renunciar a las cosas normales que hacen los jóvenes a tu edad?

Si lo hubiera dejado obligado quizás, pero lo hago porque realmente estoy convencido, he dejado de ir a hartos cumpleaños y fiestas, pero en verdad me doy cuenta que vale la pena si es porque quiero ser el mejor de algo. No siento que haya sido un sacrificio. No me arrepiento de nada. Me encanta donde estoy, hago lo que quiero, juego golf, que es lo que más me importa. Me levanto y me acuesto jugando golf.

Joaquín Niemann

¿Cuál es tu sueño, más allá de PGA?

Creo que el sueño de todos los deportistas es poder representar a tu país en una cita olímpica y ganar una medalla para Chile no tiene precio. Si tengo la posibilidad de entrar a Tokio en 2020, feliz de estar ahí y representar a Chile. Mi sueño es poder ganar una medalla olímpica.

¿Tienes algún referente en el golf?

Hay varios cracks, pero ninguno es un referente. Yo quiero seguir mi propio camino.

¿Y algún deportista chileno que admires?

A Alexis Sánchez, a quien sigo por redes sociales, y que ha demostrado que es disciplinado, que entrena, que tiene sus objetivos claros y que quiere ser el mejor y que trabaja para eso. Y el “Chino” Ríos, que llegó a ser el número uno en su disciplina, y que nadie ha hecho eso en el deporte chileno.

A partir de ahora, Joaquín Niemann pasa a ser el embajador en Estados Unidos de la Asociación de Importadores de Paltas Chilena. Entre broma y broma, el joven talento del golf declara que es un fanático de este alimento desde niño. “Pueden pensar que son palabras obligadas, pero es la verdad. En mi dieta no puede faltar la palta, desde siempre. Por eso ahora mi objetivo es poder hacer una completada con mis amigos en Estados Unidos y que aprendan a comer los hot dogs con palta, como lo hacemos nosotros”, dice sonriendo.

¿Cómo describirías a Joaquín Niemann?

Soy muy tranquilo y perseverante. Las cosas no llegan solas, llegan por méritos de uno. A mí me gusta ser disciplinado y perseverante e ir en busca de todos los sueños y metas que me he puesto. MT

Seguir leyendo