Iron Knight: El camión más rápido del mundo estará en Chile

Iron Knight

El Iron Knight que ostenta el Récord Guinness como el tracto más veloz del planeta, está en Sudamérica y vendrá a Chile en las próximas semanas. Será pilotado por su ingeniero jefe Boije Ovebrink.


En octubre de 2018 te contamos sobre el Iron Knight, el camión desarrollado por Volvo Trucks que se convirtió en el tracto más rápido del planeta. Lo conocimos precisamente en Suecia durante una demostración concedida a la prensa por Boije Ovebrink, ex piloto de carreras y actual ingeniero de la firma sueca, que ha dedicado varias horas de su trabajo tanto al desarrollo del proyecto como a viajar por el mundo conduciéndolo.

Iron Knight

Ahora, este 'caballero de hierro' empacó las maletas y se trasladó hasta Sudamérica para hacer de las suyas en la región. En estos momentos se encuentra en Argentina, que será el primer país donde echará al ruedo sus 2.400 caballos, y más tarde vendrá Chile, según pudo conocer MT Motores. La presencia del Iron Knight y del veterano Boije Ovebrink está confirmada en nuestro país, aunque se desconoce aún la fecha exacta en que ello ocurrirá. Podría ser a fines de abril o a inicios de mayo. Otra de las dudas que todavía rondan el ambiente es dónde el camión exprimirá su motor de 13 litros de cilindrada que es asistido por cuatro turbos.

Iron Knight: Concebido desde cero como un rompemarcas

Tal como detalló Ovebrink en la edición de octubre de MT MAG., este tracto camión fue concebido "para demostrarle al mundo lo que Volvo es capaz de hacer". En efecto, esta mole de 4,5 toneladas alcanza un velocidad final de 286 km/h y va de parado a 100 km/h en apenas 4,6 segundos. El corazón del 'caballero' está ligado a una caja I-Shift, muy similar a la que equipan los camiones de serie de la marca sueca. "Necesitábamos de una transmisión rápida y sin fuga de potencia. La caja de doble embrague Volvo es perfecta. Solo debimos reforzar el sistema para que soportara los 6.000 Nm", explicaba en su minuto Niklas Öberg, ingeniero de pruebas.

La configuración de chasis y carrocería difiere de la de un camión clásico, ya que este velocista prescinde de espejos y cuenta con una cabina baja para oponer menos resistencia al viento. Así, su motor pasó de ser delantero, como ocurre en un tracto convencional, a central como en los deportivos de mayor linaje de la industria. Otra de las particularidades del Iron Knight es que sus neumáticos -que no están a la venta- han sido desarrollados especialmente para traspasar al suelo la mayor cantidad de potencia generada por el bloque tetraturbo de 13 litros. Su amortiguación, en tanto, ha sido obra de Öhlins Racing, compañía también afincada en Suecia.

Comenta