El Karma Revero encabeza el aterrizaje de los ecológicos en el mundo de los súperdeportivos

El híbrido americano se precia de 403 caballos de potencia y 1.245 Nm dirigidos únicamente al eje trasero. Su precio es de US$ 185 mil.


La firma Karma lanzó en Chile el súperdeportivo híbrido Revero. La marca con sede en California, que recibió la inyección de recursos chinos tras caer en quiebra en 2014, llega al país de la mano de Quantum Group en una alianza que convierte a Chile en el segundo país en el mundo en contar con la presencia de Karma, luego de Estados Unidos.

KARMA

El súperdeportivo eléctrico innova en la manera de alimentarse, ya que, pese a ser un híbrido enchufable, puede perfectamente prescindir de una toma de corriente gracias a que posee un motor turbo de 2.0 litros que funciona como generador para las baterías encargadas de la tracción. En otras palabras, las baterías se recargan por electricidad conseguida desde una toma de corriente o de la producida por el bloque de cuatro cilindros alojado en el capó.

De esta manera, el modelo alcanza una autonomía máxima de 483 kilómetros sin enchufar ni cargar el estanque de 39 litros. El cargador interno alcanza 6,6 kW, mientras el de corriente continua es de hasta 40 kW, lo suficiente para recargar el 80% de las baterías en 24 minutos. “Entendemos que nuestros potenciales clientes aún son reacios a pasarse a un vehículo enchufable y totalmente eléctrico. En el Revero tú eliges si quieres usar un enchufe o no. Esa es la diferencia de Karma con cualquier auto deportivo de esta clase”, señaló Joost de Vries, vicepresidente de ventas del fabricante californiano, quien además destacó que Chile actuará como un laboratorio para el desembarco de la firma en otros mercados en el mundo. “Si compites aquí, donde tienes tantos actores, entonces estás preparado para hacerlo en cualquier mercado”, añadió.

Dimensiones y look sport

El Revero proyecta una imagen deportiva desde todos sus frentes. Se trata de una carrocería coupé, aunque adaptada para cuatro pasajeros (no cinco, ya que en el centro va una consola que recubre las baterías).

karma

El frontal destaca una impronta agresiva gobernada por dos entradas de aire que se extienden desde el centro hasta las zonas laterales. Más arriba, los grupos ópticos se componen de dos grandes focos redondos y un diseño LED que haces las veces de una luz de día. El capó, de apertura contraria, se destaca por relieves musculosos en el centro y en los costados.

De costado, la figura del Karma luce también atlética y destacan unas llantas de 22 pulgadas. Por detrás de las ruedas delanteras, se encuentran pequeñas salidas de escape del motor a combustión.

Karma

En la zaga, en tanto, se presenta alta en relación a la cintura de los costados y con el logo y el nombre de la marca en el centro. En los costados, el Revero continúa la forma que toma desde el eje trasero, de manera que se presenta más enanchado.

Espíritu Karma de purasangre

Las baterías del Revero están dispuestas de manera transversal en el centro del chasis, desde el capó hasta la zaga. Así, se logra un aplomo al suelo y un centro de gravedad bajo para un comportamiento muy deportivo. El pack de iones de litio suministrado por A123 System cuentan con una capacidad de 21,4 kWh.

Los dos motores eléctricos alcanzan una potencia combinada de 403 caballos y un generoso par máximo de 1.245 Nm, entregados únicamente a las ruedas traseras. Así, el Revero ofrece un sprint de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos y una velocidad máxima de 200 km/h (limitada electrónicamente).

En materia de confort, el deportivo premium cuenta con climatización automática de doble zona, asientos de cuero, cámara de visión trasera, asistente de estacionamiento delantero y trasero y un sistema de navegación e infoentretenimiento sobre una pantalla táctil de 10,2″. El conjunto es alimentado por energía obtenida del techo solar, el más grande en cualquier modelo.

El Revero de Karma está disponible en Chile a un precio de US$ 185 mil.

Seguir leyendo