Las nuevas tendencias en el mundo de los helados

Calor, sol y sed son más que buenas razones para buscar un buen helado en Santiago. Aquí les compartimos algunos novedosos sabores y formatos de estos refrescantes sorbetes, perfectos para la temporada de verano que aún nos queda.




Helados que se preparan en el momento

Mist Ice Cream es una heladería diferente, novedosa para algunos, pero que otros países es muy común. Se trata de unas amplias planchas de acero inoxidables muy frías donde ponen directamente los ingredientes para elaborar el helado (fruta picada, galletas, chocolates) y sus bases (láctea, sin lactosa y vegana). Ahí, los productos elegidos se mueven con espátulas, se pican, revuelven y mezclan, hasta formar una delgada capa que, luego, se va enrollando por sectores para lograr delicados rollos de helado que van montando en un vaso y hace que se vean muy bien presentados.

Este concepto comenzó hace 4 años como un proyecto de tres amigos, después de un viaje al Sudeste Asiático donde vieron este tipo de preparación en Tailandia e Indonesia. Según Igal Ben-Dov, uno de los socios, pensaron que “si Chile es el país que más consume helado per cápita en Latinoamérica, tenemos que hacer esto allá”. Y así comenzaron participando en ferias y eventos privados, hasta que abrieron en 2017 su primer punto en Patio Bellavista. Hoy tienen cinco locales en diferentes malls de Santiago.

Actualmente, hay 15 sabores que se pueden combinar como el cliente quiera en dos o tres sabores a la vez. También hay seis combinaciones sugeridas, siendo la más solicitada el Cookiemonster (oreo y nutella), luego Nutberry (nutella/frambuesa) y los Monkeylicious (plátano/manjar) y Chocomint (chocolate/menta). Los precios van de $ 2.990 por un helado con dos sabores a elegir más un topping y una salsa. Y para disfrutar en familia, anunciaron que están próximos a lanzar un formato de helados de 500 cc y un litro.

MIST ICE CREAM ROLL

» Patio Bellavista

» Plaza Vespucio

» Paseo Quilín

» @misticecream

Helados animados en Taiyaki

Taiyaki es un pastel japonés con forma de pez que se rellena habitualmente con crema pastelera, chocolate o queso. Algo prácticamente igual es lo que llegó a Chile hace un par de meses de la mano de los mismos dueños del restaurante 040 y Bar Room 09.

Acá en Chile Taiyaki es una heladería de estilo animación japonesa, donde los protagonistas son los contenedores de los helados. Lindos y coquetos tazones o vasos de cerámica con formas y colores de unicornios y ricos “barquillos”, elaborados de masa de waffles con formas de pez que se rellenan con algunos de los dos sabores que aquí ofrecen (vainilla o chocolate) o también puede ser con relleno mixto. Los helados son una mezcla propia que hacen ellos, dándoles una textura muy cremosa.

Tienen dos locales, ambos pequeños, pero masivos y exclusivos, ya que el concepto es novedoso en Santiago y accesibles para grandes y chicos.

El valor en masa de pescado es de $ 3.000, el vasito de cartón a $ 2.500 y el tazón o vaso de cerámica a $ 6.000, el cual es de regalo para el cliente y se puede recargar las veces que quieras y cuando quieras por $ 2.000.

TAIYAKI

» Patio Bellavista

local 2, Providencia

» Carmencita 45, Las Condes

» @taikayiscl

De cóctel a helado

El Ramazzotti se ha convertido en uno de los aperitivos más populares de los últimos años, y es por esto que, en su búsqueda de seguir sorprendiendo a sus clientes, la conocida heladería Moritz Eis acaba de lanzar un helado de edición limitada en base a este rico y dulce cóctel de origen italiano. Se trata de un fresco sorbete a base de agua, de color rosado pálido (como su color original), de sabor fresco, con notas a limón de Pica que ayuda a neutralizar su dulzor, no contiene alcohol, por lo que puede ser consumido por grandes y chicos y en cualquier momento del día.

Está disponible en dos versiones, porción individual de 250 gr o para compartir de 500 gr. Esta edición limitada está disponible por todo el verano en sus locales de Casa Costanera, Isidora Goyenechea y Maitencillo.

MORITZ EIS

» Mall Casacostanera, Vitacura

» @moritzeischile

Helado de pan con tocino

Los helados en Daniel’s Bakery de Ñuñoa existen hace ya casi dos años, y ahora acaban de abrir su segunda casa en Pedro de Valdivia con Providencia, donde el concepto es solo para llevar. Aquí los helados son un hit, porque las personas pasan, se piden su helado y siguen caminando.

Las diferencias entre ambos locales son claras: en Ñuñoa son versiones heladas de sus postres y tortas, y se sirven en barquillo; en el nuevo son soft, de máquina, se sirven en vasitos y son de sabores poco tradicionales, como el de Pan Jalá (es un pan trenzado muy esponjoso y rico que se consume en Shabat y otras festividades judías), que aquí va con tocino y caramelo. Es realmente diferente y muy rico; o el de Nesquik de frutilla con Matcha, que nos hace recordar esa clásica leche saborizada de nuestra infancia.

El dueño de Daniel's explica que estos sabores "poco tradicionales" nacen de varias partes, pero, principalmente, de un viaje a la ciudad de Los Ángeles, viendo a la chef estadounidense Christina Tosi. A eso se sumó que en el local de Pedro de Valdivia no podían tener sus reconocidos Huevos Benedictinos (porque no tienen cocina) y la idea fue recrear algo similar, en otro formato, con su esponjoso pan trenzado con canela y azúcar, y pensando en los benedictinos salió lo de ponerle tocino, sweet & salty.

Los helados se pueden pedir con salsa y bastones de Jalá por $ 1.500.

DANIELS BAKERY

» Pedro de Valdivia 036, Providencia

» @danielsbakery

Comenta