¿Lo harías? Mini se la juega por la reconversión eléctrica de los clásicos

El proyecto contempla el retiro de motor, caja y escapes, para fijar en su lugar el pack eléctrico con potencia de 120 caballos.




Los dueños del Mini original diseñado por Alec Issigonis, ahora pueden convertir su unidad en un modelo 100% eléctrico y prácticamente sin perder la ‘originalidad’. Esa es la propuesta que Mini hace con el lanzamiento del programa Mini Recharged, que ofrece un cambio de propulsión de manera oficial en su planta de Oxford, en Reino Unido.

De acuerdo con la marca, el proyecto consiste en la remoción del motor a combustión, de la caja de cambios y del sistema de escapes, para fijar en su lugar un bloque eléctrico que desarrolla el equivalente a 120 Hp y una batería que entrega una autonomía estimada de 160 kilómetros. Con este pack, el pequeño tracción delantera inglés acelera de 0 a 100 km/h en nueve segundos.

La tasa máxima de carga es a razón de 6.6 kilowatts. Asimismo, el equipo de ingenieros de Oxfort se encarga de una actualización del panel de instrumentos, sustituyendo el reloj del estanque de combustible por uno también análogo y de aspecto vintage que da cuenta de la autonomía restante (aunque en millas). La instrumentación también avisa si se está en N, R o D.

Según Mini, esta intervención no requiere de modificaciones legales para el vehículo y, lo que es más importante, puede ser completamente reversible. El motor a combustión y el resto de componentes pueden ser almacenados por la misma Mini.

Los precios no han sido informados.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.