La Mitsubishi L200 sale a revalidar su corona con un nuevo look

L200

La evolución de la Mitsubishi L200 apunta a revalidar sus credenciales que le han valido ser el vehículo motorizado más vendido en los últimos dos años en Chile.


Te la mostramos como primicia en noviembre desde Tailandia y ahora ya está en nuestro país. La camioneta L200 de Mitsubishi llega con la importante tarea de retener el título de su predecesora que se anotó nada menos que como el vehículo motorizado más vendido en Chile durante 2015, 2017 y 2018, superando a todos en cualquier categoría. La camioneta top en ventas es fabricada en la planta Laem Chabang de Tailandia y estará en el país en ocho versiones doble cabina -cuatro de la línea Katana y cuatro de la Dakar- todas impulsadas por un bloque turbodiésel de 2.4 litros que rinde 152 o 178 caballos. Nuestro mercado es el primero donde el modelo está disponible y el sexto en el mundo.

L200

Si bien la nueva L200 mantiene la plataforma, en su carrocería es totalmente renovada. En el frontal destaca por un capó es 40 mm más alto, lo que acompañado de nuevos faros se traduce en un look más robusto y atrevido. Los parachoques delantero y trasero también fueron completamente repensados para proyectar un mayor ancho y proteger al vehículo de impacto.

Otras variaciones relevantes pasan por la confortabilidad, con suspensiones más suaves que incrementar el confort de marcha y más seguridad, especialmente en las versiones tope de gama. En cuanto a capacidades, destacan los 700 mm de vadeo que ofrece, los 200 mm de despeje del piso, la tonelada que puede cargar en su pick-up y el llamativo radio de giro de apenas 5,9 metros.

L200 de equipamiento variado

L200

La L200 incorpora de serie aire acondicionado, apagado automático de luces, filtro de polen, radio con conexión USB, auxiliar y Bluetooth, display de información y volante regulable en altura. Según versión, añade alzavidrios eléctricos en las cuatro puertas, control crucero, pantalla táctil compatible con el sistema Apple CarPlay y con cámara de retroceso, vidrios traseros tinteados, llantas de aleación, cubre pick up, sistema keyless.

En el apartado de seguridad, si bien los frenos ABS con EBD son un elemento de serie, no ocurre lo mismo con los airbags. Mientras la camioneta más básica prescinde totalmente de este elemento, hay cinco modelos que sí cuentan con doble airbags, mientras que las dos tope de línea en la subgama Dakar llegan a las siete bolsas de aire. Otros elementos relevantes disponibles según versión son el sistema de mitigación frontal que detecta peatones y vehículos, el sistema de mitigación de aceleración errónea, advertencia de punto ciego, alerta de tráfico cruzado, control de estabilidad y de tracción, control de estabilidad de remolque y diferencia de deslizamiento limitado.

L200

Por su parte, los elementos como el control de salida en pendiente, control de asistencia al frenado y control de tracción se reservan para las dos más equipadas de la gama, en tanto que los sistemas de alerta de punto ciego, mitigación de aceleración y de colisión frontal, están únicamente en la más alta de la serie, la Dakar HP AT.

Dos potencias, dos transmisiones y dos opciones de tracción

Las cuatro Katana montan un propulsor turbodiésel de 2.4 litros Common Rail que entrega 152 Hp y 380 Nm a partir de las 1.500 rpm, que se liga a una caja manual de seis marchas. Se encuentra en tracción 4×2 o 4×4.

L200

En el caso de la Dakar, las dos que abren el subportafolio mantienen esa motorización asociada a la caja MT6 o a una AT que ahora es de seis marchas (antes era de cinco relaciones). En este caso, ambas son 4×4. Las dos tope de línea pasan a un motor también 2.4 turbodiésel, pero que estira el poder a 178 caballos y 430 Nm. Se encuentra solo en tracción 4×4 y gestionada por cajas MT6 y AT6.

Los precios de lista para la L200 van entre los $ 13.990.000 y los $ 22.990.000 (valores IVA incluido) y el objetivo de la marca es poder colocar entre 950 y 1.000 unidades mensuales.

Seguir leyendo