Policía supervisa las calles en cuatro localidades catalanas: Quien se traslade será multado con hasta $ 55 millones

Los llamados Mosso d'Esquadra han instalado puestos de control en los municipios de Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui y Ódena.




Como en la mayoría de los países europeos, las medidas para evitar la propagación del coronavirus se han vuelto cada vez más drásticas. En Cataluña, el gobierno local de esa comunidad española ha decretado el confinamiento de cuatro municipios donde la policía regional (Mossos d’Esquadra) son los encargados de cautelar el no desplazamiento de personas.

Desde las 21h de este jueves la policía autonomómica catalana ha montado puntos de control en los municipios de Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui y Òdena, todos pertenecientes a la Provincia de Barcelona. El área encierra a una población cercana a las 70 mil personas y la medida estará en vigor al menos por las próximas dos semanas. En estas cuatro localidades se han registrado 58 de los 261 contagiados en Cataluña y la Generalitat recomienda a los vecinos que permanezcan en sus domicilios hasta que se diga lo contrario.

Según lo señalado por el diario El Mundo, aquellos que osen no respetar la norma se exponen a una multa de 60 mi euros, vale decir unos $ 55 millones en nuestra moneda.

Comenta