Día de la Mujer

Seat se acuerda de todas las mujeres inventoras de la industria

La firma española Seat hizo un resumen con aquellas mujeres que han aportado significativamente al desarrollo de la industria automotriz a lo largo de la historia.


Seat se pregunta qué tienen en común las líneas divisorias de la carretera, los espejos retrovisores, los limpiaparabrisas y las luces de los intermitentes. Y en realidad, la marca de Martorell no se demora mucho en responder: todas esas innovaciones fueron creadas por mujeres. La firma que volverá a aterrizar en Chile durante este año, dice que estas cuatro mujeres “con su talento y coraje” revolucionaron el mundo del motor.

Seat

Margaret A. Wilcox (1838-s/i)

Los aristócratas del siglo XIX tenían que soportar las frías temperaturas en sus pies. Por eso, la ingeniera Margaret A. Wilcox inventó en 1893 el primer sistema de calefacción para vehículos, que llevaba aire caliente desde el motor hasta el interior del auto. En un principio, se trataba simplemente de una pequeña apertura que dejaba pasar el aire y que, por tanto, no permitía regular la temperatura del interior del vehículo. Poco a poco, este sistema ha ido mejorándose, pero su primera invención se la debemos a una mujer.

June McCarroll (1867-1954)

Esta médico de profesión vivía en California. En 1917 conducía hasta su oficina cuando un camión la sacó de la carretera. Intuyó que una línea divisoria de la calzada hubiera evitado el accidente.

McCarroll comunicó su idea a las autoridades, pero no fue tomada en cuenta. Eso no detuvo a la mujer, quien pintó con sus propias manos la línea de separación en un tramo de carretera e impulsó, junto a asociaciones de mujeres, una campaña para replicar la medida. En 1924 las autoridades del estado convirtieron la idea en ley y pintaron la línea divisoria en 5.600 kilómetros de carretera. Hoy esto es obligatorio en casi todo el planeta.

Florence Lawrence (1886-1938)

En su lápida en el cementerio de Hollywood, se lee “The first movie star”. Es que Florence Lawrence actuó en casi 300 películas y es una de las actrices más reconocidas del siglo XX.

Además del cine, la artista tenía como pasión los autos. Coleccionaba modelos de todo tipo y no solo los conducía, también los mejoraba y modificaba. Su creatividad la hizo idear un sistema en forma de palo que se movía para indicar si el auto iba a doblar, además de una señal de detención en la parte trasera del vehículo. En otras palabras, Lawrence creó el intermitente y la luz de freno. Aunque nunca los patento, Seat explica que su aporte fue decisivo para el futuro de la industria.

Mary Anderson (1866-1953)

En el invierno de 1902, la campesina de Alabama Mary Anderson visita Nueva York junto a sus dos hijas. En el trayecto en taxi, se da cuenta de que el conductor tiene que parar constantemente a retirar el agua y hielo que se acumulan en los cristales.

De regreso en Alabama, Anderson trabajó junto a un diseñador para inventar el dispositivo que se utilizaba de forma manual desde dentro del vehículo. Si bien patentó la idea, no encontró un comprador. Después de que sus derechos expiraran, el limpiaparabrisas se comenzó a instalar de serie en la mayoría de los autos en el mundo.

Dorothy Levitt (1882-1922)

Esta británica era periodista, escritora y activista femenina. Era fan de cualquier cosa que le permitiera alcanzar altas velocidades. De hecho, hizo historia al alcanzar en un automóvil los 146 km/h.

Sus dotes al volante la llevaron a impartir clases de conducción a la Reina Alejandra de Dinamarca y a escribir el libro “La Mujer y el Auto”. En esta obra, Levitt recomienda llevar siempre un espejo pequeño, pero no para uso estético, sino para ver el tráfico por detrás del vehículo. Fue precursora del retrovisor, que año más tarde comenzaría a introducirse en todos los automóviles, por supuesto también en Seat.

 

Seguir leyendo