Subaru traza su senda a nivel local para el próximo año

Entrevistado (1)

Katsuyuki Mizuma, vicepresidente de Subaru, visitó el país y marcó la hoja de ruta que la firma japonesa seguirá en un 2020 que se prevé difícil para la industria.




Si bien el mercado automotor chileno puede categorizarse como uno pequeño, para Subaru, nuestro país tiene un rol gravitante, puesto que es el séptimo mercado donde más unidades comercializa, en un listado donde se incluyen Japón y EE.UU.

Subaru

Esa importancia permitió que viniese a Chile Katsuyuki Mizuma, vicepresidente de la firma japonesa, quien estuvo de visita para señalar el rumbo que la marca transitará en un 2020 que tiene como preámbulo el estallido social, que ha ralentizado al sector. De todos modos, se espera que el próximo año se integren motores híbridos, además del SUV Ascent, que tomará la posta del Tribeca.

¿Cómo ve a Subaru en Chile?

Chile es un país importante para Subaru. Aquí tenemos una posición muy buena, lo que en otros lugares resulta difícil de lograr, porque somos -en cierto modo- difíciles de entender. Además, en términos de motorización, Chile tiene mucho por crecer y por eso apostamos.

¿Por qué Subaru es "difícil de entender"?

Nuestra filosofía se basa en los motores bóxer y en la tracción All Wheel Drive, por lo tanto, los precios pueden resultar un poco más elevados que los de la competencia. A cambio entregamos otras cualidades y eso toma tiempo para que la gente lo comprenda.

¿Está al tanto del contexto social que se vive en Chile?

Sí. Cada país tiene tiempos difíciles, y cuando ello ocurre no presionamos demasiado las ventas. Cuando empujas más en un contexto así, terminas haciendo grandes descuentos y destruyes la marca. Nos comunicamos con Inchcape (representante local) para ver cómo superarlo.

¿Cómo esperan diferenciarse en la era de la electrificación?

Por supuesto que en los EV no hay motores bóxer, pero la filosofía de la conducción placentera está en nuestro espíritu, por ende, queremos seguirla. Lo demostramos con tecnologías como EyeSight, que es un avance en términos de ayudas a la conducción, pero que está lejos de la conducción autónoma, que resultaría muy costosa.

En los híbridos, nuestros motores e-bóxer también rescatan esa visión. No están hechos con el único foco de ser económicos, sino de brindar sensaciones sport. La electricidad se integra en un Subaru para hacerlo sentir un Subaru. Marcamos ese punto frente a otros fabricantes.

Comenta