Jimny en Chile: La leyenda todoterreno de Suzuki debuta en el país

Suzuki Jimny

El Suzuki Jimny de cuarta generación hizo su estreno oficial en el país, aunque ya había dado que hablar hace unos días con una preventa de 40 unidades que se agotó en cuestión de horas. Impulsado por un único bloque 1.5 litros, el 4x4 compacto no solo retoma sus aptitudes off road, también suma un completo equipamiento en seguridad.


Hay modelos que la gente no los olvida. Marcan una época y se ganan el cariño de sus clientes ya sea por su diseño o sus aptitudes. Ese es precisamente el caso del Suzuki Jimny, un todoterreno pequeño que asomó tímidamente en 1970 con una impronta basada en el desempeño y como producto exclusivo para Japón. Las segunda y tercera generaciones se encargaron de la expansión, y ahora este renovado modelo -más estiloso y equipado acorde a los tiempos- toma la posta de sus predecesores. A Chile llegó en dos versiones GLX, casi medio año después de su destape global.

Estética para condiciones duras

Suzuki Jimny

La carrocería del modelo se presenta de líneas muy rectas. De acuerdo con Suzuki, este no solo es un guiño a las pasadas generaciones de la familia, sino también un elemento para facilitar el fácil desprendimiento de elementos con los que el Jimny convive a diario, como la nieve o el barro.

El legado de la dinastía nacida en 1970 también vive en los pequeños detalles. Del primer Jimny, este aventurero toma el diseño de los faros y señalizadores delanteros redondos. Del segundo -llegado al mercado en 1981- rescata las líneas del capó e incluso la viñeta de tres líneas en ambos costados. En tanto, del tercero de la saga, recoge la grilla de seis líneas y cinco ranuras.

Por fuera, el Jimny 2019 destaca por ángulos de ataque y salida de 37º y 49º, respectivamente, un despeje al suelo de 210 mm y elementos como luces LED delanteras, limpiafaros ideales para remover el polvo o el barro, llantas de 15 pulgadas (con rueda de repuesto idéntica). Mide 3.645 mm. ¿Su capacidad de maleta con cuatro ocupantes? Uno de sus pocos defectos, ya que apenas carga 85 litros. Eso sí, cuenta con plazas traseras de abatimiento 50/50.

Suzuki Jimny

La gama de colores se compone de plata, blanco, negro, gris, azul, marfil y finalmente verde kaki, un tono que ocupan vehículos de emergencia para destacarse en condiciones de mucha neblina, o un verde oscuro para conseguir el efecto contrario, y camuflarse sin inconvenientes en un bosque del sur de Chile.

Propulsor 1.5 litros de serie

El Jimny de cuarta generación monta el bloque K15B -de norma Euro V- de 1.462 cc. La unidad entrega 100 Hp y 130 Nm a partir de las 4.400 rpm, y puede estar ligada a una caja manual de cinco marchas o a una automática de cuatro relaciones. En el caso del primero, homologa un rendimiento mixto de 15,7 km/l, mientras que el Jimny automático logra 14,7 km/l también en ciclo combinado.

Suzuki Jimny

En cualquier caso, el Jimny dispone de un sistema de tracción All Grip Pro con selector de palanca, algo que el ícono de Suzuki retoma luego de que en la tercera generación fuera reemplazado por una botonera. El todoterreno compacto puede rodar en tracción simple (con las ruedas traseras) o bien en 4×4 high y 4×4 low, para condiciones de terreno más extremas. La tecnología All Grip Pro cuenta con bloqueo de diferencial por ABS, que en el caso de que alguna de las ruedas pierda adherencia, esta misma se frena para traspasar el torque a la rueda del lado contrario que sí está mejor asentada en la superficie.

Jimny de equipamiento casi perfecto

En apartado de seguridad el Jimny sale bastante bien parado. Equipa en ambas versiones seis airbags -dos delanteros, dos laterales y dos de cortina-, control de descenso y de ascenso, control de estabilidad, frenos ABS con EBD y cámara de retroceso.

Suzuki Jimny

El confort está dado por alzavidrios eléctricos, volante forrado en cuero con mandos incluidos, control crucero, espejos exteriores eléctricos, pantalla táctil de 6,8″ pulgadas con puerto USB y auxiliar, aunque este sistema de infoentrenimiento carece de compatibilidad con sistemas Apple CarPlay y Android Auto, un detalle que desde Suzuki Chile, dicen, están intentando corregir en las próximas partidas.

El Jimny está disponible por $ 11.990.000 en la versión manual y por $ 12.890.000 en el caso de la variante con cambio automático. Las expectativas de venta para los primeros meses giran en torno a las 55 unidades mensuales, mientras que para el segundo semestre, cuando la marca disponga de un nuevo embarque, la meta de los ejecutivos aumenta a las 70 u 80 unidades por mes.

Seguir leyendo