Hyundai i30 N: Un debut con la dosis justa de adrenalina y diversión

Hyundai i30 N

La marca coreana se metió al emocional segmento de los compactos deportivos con la familia N. Para conocer esta nueva gama, probamos el hatchback de cinco puertas, modelo que sorprende por su aplomo y fiabilidad, entregando emociones desde que se escucha el sonido del motor.


Cuando parece que en la industria automotriz todo gira en torno a los SUV, llama la atención enormemente un vehículo que rompa esa tendencia. Y más si se trata de un compacto deportivo, uno verdadero, y no uno que se apropie del apellido sport por algún equipamiento estético.

Hyundai i30 N

Eso es el Hyundai i30 N. Por algo era un modelo tan esperado en el país y fue tan insólita -a mi parecer- su exclusión de los finalistas en el premio Los Mejores 2019. Se trata de un vehículo que asoma como una declaración de principios de una marca respecto de su visión a futuro, la que obviamente incluye los deseos globales, pero que no olvida la esencia de la conducción, con emociones y diversión al volante.

Para algunas personas, Hyundai demoró mucho en sacar al mercado un vehículo como este i30 N. Pero, por suerte, no apuró el paso, ya que el resultado lo instala entre los mejores hot hatch del mercado. No tan extremo y agresivo como un Ford Focus RS, pero tampoco tan conservador a nivel estético como un Golf R.

Hyundai i30 N

Tiene la dosis justa para ir por las mañanas a dejar a los hijos al colegio y luego ir al trabajo. También para una escapada por la carretera o para un par de vueltas en un circuito, como tuvimos la fortuna de hacer hace unas semanas en Codegua, donde nos quedamos con una impresión gratísima en la pista. Pero eso era lo esperable, ya que mal que mal fue concebido tras los desarrollos de la marca en distintas competencias.

En el día a día era una incógnita. Pero las dudas se fueron disipando nada más apretar el botón de encendido y escuchar el ronco sonido que sale desde el escape doble. Luego, la primera marcha y empezar a pasar un buen rato.

» Diversión al volante

Uno de los aspectos que destacan en el i30 N es la preocupación por el conductor, para que esté lo más tranquilo posible frente al volante, por lo mismo, es fácil de ajustar la posición de manejo, los asientos cuentan con bastante sujeción y la visibilidad es correcta en todos los ángulos.

Hyundai i30 N

Pero lo interesante aparece cuando entramos a la calle y sale a relucir la fuerza del motor de 2.0 litros, que desarrolla 250 Hp con 353 Nm, asociado a una caja manual de seis marchas. Sí, leyó bien, una caja manual, otro producto en retirada según los requerimientos actuales.

Precisamente la relación entre el motor y la caja es lo mejor del vehículo. Salida pulcra, ágil y veloz desde cero. Y luego nos vamos encontrando con la potencia de forma muy rápida, con cortos pasos de marcha que ejecutamos desde el pomo deportivo y que nos permite ir moviéndonos con soltura y sencillez, aunque algunos podrán encontrar cierta dureza en la marcha, tanto por los recorridos de los amortiguadores como por el perfil bajo de los neumáticos. Nunca se puede dejar a todos conformes.

El trabajado chasis es otro factor clave en las elevadas prestaciones, con un aplomo al piso que no habíamos visto en un Hyundai. Fiero a la hora de acelerar, se acomoda de manera perfecta en curvas, sin balanceos peligrosos. Ni hablar de la salida en curvas. La dirección con gran tacto y el sistema de frenado preciso y firme completan un esquema muy potente.

Hyundai i30 N

Todo lo mencionado antes en modo estándar. Pero si queremos más dinamismo, podemos ajustar la respuesta del motor (desde Normal a Sport o Sport+), variando el rango de revoluciones. O el chasis, también modificable, desde rendimiento y confort (Normal), a un modo más rígido para un manejo más extremo (Sport+). O sea, diversas alternativas para diferentes personalidades o diversas condiciones, siempre en un formato de agilidad y dinamismo.

A favor

La comodidad, el ambiente deportivo interior, la agilidad, el aplomo en pista, la buena relación que existe entre el motor y la caja y el precio más accesible que el de otros hot hatchs.

En contra

El corto recorrido de los amortiguadores puede ser algo duro para algunos ocupantes. Los neumáticos de perfil bajo también pueden complicar al pasar por baches.

Ficha técnica Hyundai i30 N:

» Motor: 2.0 litros
» Potencia: 250 Hp
» Torque: 353 Nm
» Caja: MT seis vel.
» Largo: 4.335 mm
» Neumáticos: 225/40R18
» 0-100 km/h: 6,4 seg.
» Precio: $ 22.190.000

Seguir leyendo