250 detenidos en nuevas protestas contra Lukasehnko en Bielorrusia

Los opositores al presidente Alexander Lukasehnko, salieron nuevamente a las calles y dedicaron la manifestación a la líder Maria Kaleslikova, quien fue detenida la semana pasada. Desde el gobierno informaron que se trató de una concentración "controlable" de una 3000 personas, de las cuales 250 fueron arrestados.




El Gobierno de Bielorrusia ha confirmado este domingo el arresto de cerca de 250 personas durante la protesta convocada por la oposición en la capital, Minsk, en medio de la crisis que atraviesa el país tras las últimas elecciones presidenciales.

La portavoz del Ministerio del Interior bielorruso, Olga Chemodanova, ha dicho en declaraciones concedidas a la agencia rusa de noticias que los detenidos “usaron banderas y otros símbolos no registrados en el orden determinado, así como carteles de diverso contenido, incluido ofensivo”.

Asimismo, ha manifestado que en la protesta participan alrededor de 3.000 personas y ha asegurado que la situación es “controlable”. Según Sputnik, los agentes antidisturbios han golpeado y arrastrado por el suelo a varios de los detenidos.

Los organizadores indicaron el viernes que la protesta de este domingo estaba dedicada a la opositora Maria Kaleslikova, detenida por enmascarados en Minsk a principios de esta semana, según denunciaron sus seguidores. Kalesnikava es miembro del consejo de coordinación que busca negociar una transición.

Kalesnikava es además una aliada cercana de Svetlana Tijanovskaya, quien quedó en segundo lugar en las elecciones del 9 de agosto y que abandonó el país días después, en medio de las denuncias de fraude contra la victoria del presidente, Alexander Lukashenko.

El Ministerio del Interior había señalado a primera hora de este mismo domingo que más de cien personas fueron detenidas durante las movilizaciones del sábado en el país. “En total han sido detenidos 114 ciudadanos por violar la legislación sobre eventos multitudinarios, 99 de ellos en la ciudad de Minsk”, dijo.

Bielorrusia está inmersa en una ola de protestas sin precedentes a raíz de los comicios presidenciales del 9 de agosto, en los que, según las autoridades, Lukashenko se impuso con más del 80 por ciento de los votos. La oposición ha cuestionado estos resultados y denuncia fraude electoral.

Comenta