Abogado de expresidente peruano: “Querían exhibir a Alan García con un traje a rayas”

Exmandatario peruano se refugió en la embajada de Uruguay en Lima para pedir asilo luego de que un juez le prohibiera salir del país mientras se investiga el supuesto pago irregular de US$ 100 milpor una conferencia con dineros de Odebrecht.


¿Es cierto que existía el temor que se decretara prisión preventiva contra el expresidente Alan García y que por eso solicitó el asilo?

Esa información de una inminente detención preliminar difiere con una prisión preventiva. Una decisión preliminar se iba a producir en esos días a propósito de tres citaciones consecutivas que habían sido efectuadas para esta semana. Esta es la cereza del pastel, sobre el comportamiento que ha existido respecto del Ministerio Público con el expresidente García, que tiene ocho investigaciones por delitos bastantes graves, a pesar que no existen nuevos elementos para formular este tipo de investigaciones. No obstante eso, Alan García siempre ha estado colaborando con la administración de justicia, con la Fiscalía. Ha asistido a 49 citaciones. Ha sido un cúmulo de circunstancias que han obligado a que el Partido Aprista, a través de su dirigencia nacional, pidiera al expresidente García poder acogerse al asilo, porque se venían produciendo una serie de actos que de alguna manera significaban afectación al debido proceso, una actitud tendenciosa del fiscal, procurar detener preliminarmente y exhibirlo seguramente con un traje a rayas y esposado. ¿Cuál es la imputación? que por una megaobra de 511 millones producida entre 2009 y 2011, García como producto del acto colusorio con esa empresa habría pactado hacer una conferencia de prensa de 100 mil dólares. Eso es un absurdo.

Hay abogados que señalan que esta solicitud de asilo no procede, basándose en lo que dice la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que no se le puede otorgar a quienes tienen un mandato judicial.

Esa es una interpretación equivocada porque, en efecto, el artículo tercero habla de proceso penal. Alan García, propiamente, no tiene un proceso penal. Tiene una investigación preliminar en el ámbito del Ministerio Público, no es inculpado, no obstante, se la ha aplicado una figura restrictiva de sus derechos para poder salir del país, pero eso no cambia su condición jurídica de no estar procesado penalmente.

¿Cómo responde a quienes señalan que esta solicitud de asilo es desconocer el estado de derecho y el orden constitucional de Perú?

Eso es una gran mentira, lamentablemente tenemos que sostener que en los últimos meses el Ministerio Público se ha convertido en un instrumento de persecución política no solamente contra Alan García, sino que contra otros adversarios políticos. El Partido Aprista, al cual pertenece Alan García, inclusive está siendo investigado dos veces por los mismos hechos. Eso está prohibido. No lo permite nuestra Constitución, ni ninguna norma.

Seguir leyendo