Alberto Fernández desafía a Macri en su "talón de Aquiles" y anuncia plan contra el hambre en Argentina

Alberto Fernández en la presentación de su plan contra el hambre en la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires. FOTO: AFP

"No es una propuesta de campaña (...), podemos empezar a materializarla hoy", señaló el candidato presidencial kirchnerista, quien es favorito para las elecciones del 27 de octubre.




En respuesta a las últimas estadísticas de pobreza, el candidato presidencial del kirchnerismo, Alberto Fernández, anunció hoy un plan para combatir el hambre en Argentina al que invitó a sumarse a distintos sectores cuando restan pocos días para las elecciones presidenciales del 27 de octubre en las que se perfila como el favorito, según las últimas encuestas.

El candidato del Frente de Todos hizo público el programa "Argentina contra el hambre" en un acto en la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires, en plena campaña electoral para las presidenciales y ante el agravamiento de la crisis económica del país y un aumento de las cifras de pobreza, que según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) aumentó al 35,4 % en el primer semestre del año, frente al 27,3% del mismo período de 2018. La cifra representa unos 15,9 millones de personas en todo el país.

Fernández, que lleva como compañera de fórmula a la exmandataria Cristina Fernández, dijo que su plan contra el hambre no se enmarca en la campaña para los comicios y puede empezar ya. "No es una propuesta de campaña (...), podemos empezar a materializarla hoy, no tiene que esperar a ningún resultado electoral. Está claro que si llego a ser electo me voy a poner al frente de la campaña contra el hambre en Argentina, pero si no fuera así quisiera que todos quedemos condicionados a resolver el problema del hambre", indicó.

El plan, que apunta a asegurar "la primera política de Estado en el siglo XXI", es definido como un "acuerdo social" que consiga que la comida sea "barata y accesible", con políticas de Estado que aseguren "soberanía y seguridad alimentaria". Contempla la creación del Consejo Federal Argentina contra el hambre que dependa del gobierno y un Observatorio Nacional Argentina contra el hambre que elabore políticas y haga un seguimiento sobre la efectividad de las medidas. El programa incluye una canasta básica de alimentos accesible, el fortalecimiento de las cadenas de producción de la economía local y popular para que sus productos lleguen a precios más asequibles para los sectores empobrecidos, la creación de una tarjeta de alimentos para hacer un seguimiento de la calidad nutricional de las familias y la implementación de un esquema de infraestructura para que alimentos tan básicos como el agua estén garantizados.

"Lo primero que vamos a reperfilar son los precios de la canasta básica argentina (...) para que todos tengan acceso a esa canasta básica", aseveró Fernández. En la actualidad existe el programa "Precios Cuidados" que aumentó el Presidente Mauricio Macri tras el agravamiento de la crisis en agosto. El candidato del Frente de Todos también llamó a activar cuanto antes la sanción de una "ley de góndolas" (ley de repisas de supermercados) para que "muchos pequeños productores" puedan ofrecer sus productos en establecimientos que hasta el momento ven copados los estantes con marcas principales.

"Me parece que tenemos que tener vergüenza, decimos ser el país que produce alimentos para 400 millones de personas y no podemos alimentar a 15 millones de personas nuestras que están en situación de pobreza. Esto no lo arregla un plan, lo arregla una Argentina puesta de pie", cuestionó Fernández. En el lanzamiento de su plan, el candidato kirchnerista dijo que tres de cada 10 niñas y niños residen en hogares con problemas económicos que les impiden acceder a una alimentación suficiente, el 20% de las niñas y de los niños que viven en zonas vulnerables padecen inseguridad alimentaria severa y el 40% de las niñas y niños que concurren a comedores comunitarios sufre malnutrición.

Según The Associated Press, el encarecimiento de los alimentos afecta directamente a los sectores más vulnerables. En los primeros ocho meses del año el alza de los alimentos fue de 33,3%, de acuerdo con los últimos datos disponibles. Los pronósticos señalan, en tanto, que la inflación en general será mayor al 50% este año.

Al principio de su mandato en 2015, el Presidente Mauricio Macri prometió erradicar la pobreza y pidió que su gestión sea evaluada teniendo en cuenta ese objetivo, pero semanas atrás el oficialismo y la oposición aprobaron en el Congreso la prórroga de la emergencia alimentaria hasta fines de 2022 aumentando las partidas de alimentos para comedores comunitarios a donde acude un mayor número de familias que se saltean alguna comida al día.

En el plano electoral, los nuevos sondeos para las presidenciales del próximo 27 de octubre mantienen la tendencia y amplían la ventaja entre Fernández y Macri, cuya distancia ya sería de más de 20 puntos. Así lo refleja un informe publicado hoy por el estudio D'Alessio IROL, que destaca que nueve de cada 10 encuestados ven al kirchnerista como presidente electo, una percepción compartida tanto por quienes apoyan al oficialismo -un 76% augura que será el vencedor- como entre los partidarios de la oposición -un 94%-. Por su parte, la encuestadora Federico González y Asociados sitúa al candidato opositor 23,9 puntos por delante del actual jefe del Estado, que se quedaría con un 30,2% de los votos frente al 54,1% de Fernández. Asimismo, otra consultora, Opinaia, lleva a 19 puntos la distancia entre las dos candidaturas favoritas: un 52% de Fernández frente al 33% de Macri.

Comenta