Argentina discute despenalización del aborto en el Congreso

Imagen aaaaa

El proyecto contempla la interrupción voluntaria del embarazo como derecho para todas las mujeres, dentro de las primeras 14 semanas de gestación.




Proyectos sobre el aborto han habido muchos en Argentina. De hecho, desde 2005 se han presentado seis ideas, pero hoy, por primera vez, el Congreso transandino discutirá de manera formal la despenalización del aborto. Esta vez, el nuevo proyecto, que surgió de un grupo que reúne a más de 500 organizaciones civiles y cuenta con el apoyo de 71 parlamentarios (de 257), se espera que se tome parte importante de la agenda política.

Fue el mismo Presidente Mauricio Macri quien a inicios de este año dio luz verde al debate, dando libertad de acción a sus legisladores, pero insistiendo en su posición a favor de la vida. "Yo no voy a vetar la ley si sale", insistió Macri esta semana.

La legislación argentina actualmente permite la interrupción del embarazo bajo dos causales: en caso de violación o peligro de vida de la madre. La propuesta de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, seguro y gratuito, considera su legalización en cualquier caso dentro de las primeras 14 semanas de gestación.

Además, según el proyecto, en caso de malformación fetal, violación o riesgo de salud de la mujer, se podrá realizar el aborto en cualquier momento solo bajo el consentimiento de la mujer. Otro de los aspectos que estarán sobre la mesa es que el aborto podrá practicarse en menores de edad y si la niña es menor de 13 años, sus padres deberán dar el consentimiento.

En cuanto a la tramitación, se prevé un proceso extenso, que considera su llegada al plenario en junio.

La primera ronda de exposiciones sobre el tema comenzará hoy con la presentación de 15 oradores a favor y otros 15 en contra de la iniciativa, al tiempo que diferentes organizaciones han llamado a movilizaciones en las del Congreso, con los famosos pañuelos verdes que simbolizan la cruzada a favor del proyecto.

Diferentes posturas

La última vez que se presentó la idea de legalizar la interrupción del embarazo en Argentina fue bajo el gobierno de Cristina Fernández, en 2014, pero la iniciativa estuvo lejos de ver la luz, siendo la misma expresidenta una de sus más férreas opositoras.

Para el analista político, Julio Burdman, "el proyecto fue adquiriendo cada vez más apoyo en la sociedad. De hecho las encuestas dicen que hay una ajustada mayoría que está de acuerdo", dijo a La Tercera.

A horas del inicio del debate, dos nuevos sondeos publicados por el diario Clarín, uno de la Universidad de San Andrés y otro de la Universidad de Tres de Febrero, revelaron un apoyo mayor al proyecto. Según el primer sondeo, un 30% dijo estar "muy de acuerdo" con la despenalización y un 21% "algo de acuerdo". En la segunda encuesta, un 62% cree que el aborto debería ser "legal" y un 20% "ilegal".

Una de las mayores divisiones las enfrenta el bloque oficialista de Cambiemos, donde algunos, como el senador por la provincia de Buenos Aires, Esteban Bullrich, se han manifestado abiertamente en contra del proyecto. "Ponemos a la madre en la situación de que pide que mates a su hijo", indicó a la prensa local.

Desde la otra vereda, la diputada del Frente Amplio Progresista, Victoria Donda, una de las primeras que firmó el proyecto, señaló que "están dadas las condiciones para que se discuta el aborto en el Congreso"

Comenta