Aumentan a 13 los fallecidos tras inundaciones en el sur de Francia

Autor: AFP

Foto: EFE

De acuerdo al informe de las autoridades, las precipitaciones que cayeron durante las últimas horas son "equivalentes a tres meses de lluvia". El primer ministro, Edouard Philippe, anunció que viajará al lugar siniestrado durante la jornada.


Al menos trece personas murieron en Francia este lunes debido a las violentas lluvias registradas en el sur del país, donde las crecidas llegaron a un nivel sin precedentes desde 1891, causando impresionantes daños.

Según el ministerio francés del Interior el balance de trece muertos es provisional y “puede agravarse”. En el departamento del Aude “las precipitaciones son calificadas de excepcionales y generaron el equivalente de tres meses de lluvia en algunas horas”.

Entre las víctimas figura una monja “arrastrada por las aguas”, según anunció el prefecto Alain Thirion del Aude (sur), cuya capital es la ciudad de Carcasona, al dar el balance anterior.

“Una persona al menos fue arrastrada (por las aguas) mientras dormía, las condiciones (de la muerte) de los otros no están aún completamente fijadas”, declaró el prefecto a la televisión BFMTV.

El valle de Aude alcanzó niveles de inundación que no se veían desde 1891, indicó Vigicrues, la agencia responsable del control de los niveles del agua.

“Una quincena de comunas se encuentran en una situación delicada” debido a las fuertes lluvias registradas desde el domingo, agregó el prefecto. El domingo en apenas cinco horas llovió “entre 160 y 180 mm en la aglomeración de Carcasona”, señaló.

En los pueblos al norte de Carcasona, todas las carreteras estaban cortadas, las escuelas cerradas, y se pidió a la gente que permaneciera en sus casas. En la ciudad de Trèbes el agua subió ocho metros en cinco horas, indicó la fuente.

En las localidades de Villemoustaussou, Villegailhenc y Conques el agua creció más de dos metros, señaló la fuente.

Además de Aude, otros seis departamentos del sur están afectados por las fuertes precipitaciones y se encuentran en alerta naranja.

Refuerzos en marcha

El primer ministro francés, Edouard Philippe, anunció además que viajaría al lugar siniestrado la “tarde” de este lunes.

Según el Instituto meteorológico nacional, Météo France, el valle central del Aude padece “una crecida de gran magnitud” que se mantendrá hasta “el final de la mañana” del lunes.

“Es (…) un episodio mediterráneo intenso” explica Vigicrues, “concomitante con un mar caliente de fines de verano, con el aire caliente y húmedo que atraviesa el Mediterráneo y que viene a chocar con los relieves montañosos del Macizo central (…)”

En la vecina España, la tormenta Leslie golpeó el domingo con menos intensidad de lo esperado. La ciudad de Zamora (oeste) registró ráfagas de hasta 100 km/h, y la caída de árboles provocó cortes de electricidad.

Previamente Leslie golpeó Portugal la mañana del domingo con vientos de hasta 176 km por hora, arrancando árboles y dejando a cientos de miles de hogares sin electricidad.

Seguir leyendo