Ausencia de ocho gobernantes marca Cumbre Iberoamericana

Los líderes iberoamericanos en la foto oficial por la XXVI Cumbre Iberoamericana en Antigua, Guatemala.

El cónclave en Antigua (Guatemala) discutió la ola migratoria y la crisis política en Venezuela y Nicaragua.


Con el lema “Por una Iberoamérica próspera, inclusiva y sostenible”, finalizó hoy la XXVI Cumbre Iberoamericana que se llevó a cabo en Antigua, Guatemala. Pero la reunión evidenció la ausencia de importantes gobernantes latinoamericanos y tuvo como temas centrales la ola migratoria de la región y las crisis políticas en Venezuela y Nicaragua.

Desde hace 27 años la Cumbre reúne a los representantes de 19 países de América Latina, además de España, Portugal y Andorra. Este año, el anfitrión fue el guatemalteco Jimmy Morales, que recibió al Rey Felipe VI y al jefe de gobierno español, Pedro Sánchez, además de los mandatarios de Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Paraguay, Panamá, México, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Portugal y Andorra.

Muchas ausencias

La cumbre estuvo marcada por la ausencia de los dirigentes “bolivarianos” de la región. El Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, que había aceptado la invitación después de 10 años de ausencia canceló a última hora, mientras que Nicolás Maduro rechazó la invitación.

La ausencia de Daniel Ortega llamó especialmente la atención y los analistas señalaron que el hecho agudiza su aislamiento en la región tras el estallido de violencia que vive Nicaragua desde abril, cuando iniciaron las protestas que han dejado más de 300 muertos.

Al mismo tiempo, el nuevo Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel también se ausentó. Así, sólo el Presidente de Bolivia, Evo Morales, acudió al encuentro, junto a los cancilleres de Nicaragua, Venezuela y Cuba. Tampoco viajaron los mandatarios de Uruguay, Tabaré Vázquez y el dominicano Danilo Medina. Pero no sólo la izquierda regional no viajó a Guatemala, sino que también parte de la derecha. Así, no estuvieron Sebastián Piñera; el colombiano Iván Duque y el argentino Mauricio Macri.

Migración y crisis

Uno de los temas centrales del encuentro multilateral fue el éxodo migratorio que vive la región. De esta manera, los jefes de Estado y de Gobierno señalaron la necesidad de una “respuesta compartida”.

Desde el Triángulo del Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) miles de personas han escapado de la violencia y la falta de oportunidades. Esta situación se visibilizó con la caravana de migrantes que partió hace más de un mes desde San Pedro Sula y que llegó a la frontera de México con Estados Unidos, por lo que el Presidente de EE.UU. Donald Trump aumentó la seguridad fronteriza.

Otra preocupación es la crisis política y social en Venezuela. Hasta ahora, tres millones de venezolanos han dejado su país, para instalarse en países como Colombia, Brasil, Ecuador, Perú y Chile. Según Naciones Unidas, se trata de la mayor ola migratoria de la historia reciente en Occidente.

También se discutieron los próximos cambios de mando en países clave de la región, como en México el 1 diciembre y en Brasil el 1 de enero.

Seguir leyendo