Bachelet aborda surgimiento de protestas en diversos países y dice que líderes deben "dialogar" y "escuchar críticas" de los ciudadanos

UN High Commissioner for Human Rights Bachelet attends a session of the Human Rights Council in Geneva

La Alta Comisionada para los DD.HH. de la ONU lamentó que autoridades hayan decidido implementar medidas represivas en contra los manifestantes en lugar de escuchar las demandas de los ciudadanos. "En muchos casos esto implicó acusaciones de excesos y a veces uso letal de la fuerza por parte de la policía", señaló, agregando que la "brutalidad policial" contra quienes "reclaman pacíficamente sus derechos humanos o expresan opiniones críticas constituye una violación de los derechos humanos".




Desde Londres, la expresidenta y Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, se refirió a los factores que han sido claves en los últimos movimientos sociales que se han podido ver en oaíses como Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Francia, Hong Kong y Rusia. 

La presentación de la autoridad internacional se dio en el marco de una conferencia que dio en el consultora británica Chatham House, donde trató temas como el cambio climático, la inequidad de género y la protección de los derechos humanos. 

Para Bachelet, la "inequidad social" es un factor que se repite entre las motivaciones para dar inicio a las protestas que se han desarrollado durante los últimos dos años. En esa línea, según la exmandataria, la desigualdad de ingresos ha provocado un "fuerte daño" en la sociedad como la conocemos.

La expresidenta también aseguró que las personas más jóvenes y quienes tienen menos recursos se han sentido marginados de las decisiones que toman las autoridades debido a factores como el "nepotismo".

La exmandataria lamentó que muchas autoridades hayan decidido implementar medidas represivas en contra los manifestantes en lugar de escuchar las demandas de los ciudadanos. "En muchos casos esto implicó acusaciones de excesos y a veces uso letal de la fuerza por parte de la policía", aseguró.

La "brutalidad policial" contra quienes "reclaman pacíficamente sus derechos humanos o expresan opiniones críticas constituye una violación de los derechos humanos, pero además, al aumentar la tensión, dificulta una salida sostenible de la crisis", denunció.

En ese sentido, indicó que la ciudadanía ha salido a las calles masivamente para ser escuchada y poder dialogar con las autoridades que rigen el país. Por ello, hizo un llamado a los líderes mundiales a "dialogar" y "escuchar las críticas".

La misión en Chile

A raíz del estallido social que se desarrolla en el país, la autoridades internacional envió una misión técnica que llegó a Santiago el pasado 30 de octubre y que se ha reunido con autoridades pero también con organizaciones sociales.

El equipo está compuesto por cuatro personas, quienes se han reunido también con víctimas de violaciones a los derechos humanos.

Los observadores abandonaran el país este viernes 22 de noviembre. 

Las sanciones contra Venezuela

La Alta Comisionada para los DD.HH. de la ONU consideró, asimismo, que sanciones como las que se imponen a Venezuela "están creando problemas adicionales" debido a su excesiva aplicación.

Así, denunció, algunos bancos europeos rechazan enviar dinero de ONGs a hospitales venezolanos por temor a vulnerar dichas medidas.

Bachelet realizó una visita a Venezuela en junio de este año, donde recorrió hospitales, universidades y se reunió con representantes de la sociedad civil, líderes opositores y autoridades del gobierno de Nicolás Maduro para conocer la realizar de los habitantes del país latinoamericanos. 

Tras ello entregó un informe final donde acusó violaciones a los derechos humanos y abordó las dificultades que enfrentan los venezolanos día a día.

Comenta