Biden llega a Corea del Sur en el comienzo de su primera gira por el este de Asia

Foto: Reuters.

El mandatario estadounidense se reunirá con los líderes surcoreano y japonés para hablar sobre la amenaza de Corea del Norte y la creciente influencia de China.




El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha llegado este viernes a Corea del Sur, en el comienzo de su primera visita como mandatario al este de Asia, donde discutirá con los líderes surcoreano y japonés la amenaza de Corea del Norte y la creciente influencia de China en el panorama estratégico de la región del Pacífico

La visita de Biden a Corea del Sur también tendrá un marcado carácter económico. Tras aterrizar la base aérea de Osan en Pyeongtaek, a 70 kilómetros al sur de Seúl, el presidente Biden se reunirá inmediatamente en esta misma ciudad con su homólogo, Yoon Suk Yeol, para visitar una planta de fabricación de chips de Samsung.

Al término de su recorrido, ambos líderes ratificarán su compromiso para fortalecer las cadenas de suministro en medio de la crisis de abastecimiento mundial tras años de pandemia y el estallido en febrero de la guerra de Ucrania.

Los dos se reunirán nuevamente el sábado para su primera cumbre, que se llevará a cabo primero en un grupo pequeño y luego en un formato ampliado, para discutir la gama completa de desafíos económicos y de seguridad que enfrentan los aliados y la región.

Ambos líderes, según la agencia oficial de noticias surcoreana Yonhap, también discutirán “la manera de hacer frente a las provocaciones de Corea del Norte”, así como la “cooperación bilateral en los asuntos de la cadena de suministro, tecnologías emergentes y otros temas relacionados con la seguridad económica”.

Además, Biden y Yoon mantendrán ese día una comida de trabajo con altos responsables de los grandes conglomerados del país, como el vicepresidente de Samsung Electronics, Lee Jae Yong, el presidente del Grupo SK, Chey Tae Won, el presidente del Grupo Hyundai Motor, Chung Eui Sun, y el presidente del Grupo LG, Koo Kwang Mo.

Estados Unidos mantiene alrededor de 28.500 soldados en Corea del Sur para disuadir la agresión norcoreana, un legado de la Guerra de Corea, de 1950-53, que terminó en un armisticio, en lugar de con un tratado de paz.

Biden visitará Japón al día siguiente para reunirse con el primer ministro, Fumio Kishida, una semana después de la conmemoración que se celebró el pasado domingo sobre el 50 aniversario de la devolución del prefectura de Okinawa al Gobierno japonés al término de la ocupación estadounidense tras la II Guerra Mundial, informa la cadena pública japonesa NHK.

Okinawa alberga alrededor del 70 por ciento de las instalaciones militares estadounidenses en el país y han sido origen de varias polémicas en los últimos años, como el accidente de un helicóptero estadounidense en un campus universitario. También ha habido casos de personal militar estadounidense que agredió sexualmente a mujeres japonesas.

Las autoridades estadounidenses no descartan que Biden visite la Zona Desmilitarizada que sirve de frontera con Corea del Norte durante su viaje pero de ocurrir no se sabría hasta el último momento. De hecho, el Gobierno de Estados Unidos ha reconocido esta semana la “posibilidad genuina” de que Corea del Norte lleve a cabo pruebas de lanzamientos de misiles durante la visita del presidente.

“Nuestra información de inteligencia refleja la posibilidad genuina de que habrá una nueva prueba de misiles, incluida una prueba de misiles de largo alcance, una prueba nuclear o ambos en los días previos, durante o después del viaje del presidente a la región”, apuntó el miércoles el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan.

Sullivan incidió en que la Casa Blanca se está preparando para “todas las contingencias”, entre las que se incluye la posibilidad de que desde Pyongyang se lance una “provocación” de este estilo mientras Biden se encuentre en Corea del Sur o Japón, recoge ‘The Hill’.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.