Biógrafo de Francisco: “Es la primera vez que el Papa se pronuncia claramente a favor de las uniones civiles”




Para Austen Ivereigh, biógrafo de Jorge Mario Bergoglio y fundador de Voces Católicas, los dichos del Papa a favor de las uniones civiles de homosexuales responden a una tendencia que ya venía expresándose, no sólo por parte de Francisco, sino también por diversas conferencias episcopales en el Mundo. No implica, sin embargo, un cambio doctrinario, porque frente al tema del matrimonio “la doctrina está muy clara”, asegura.

¿No podemos hablar entonces de un cambio significativo en la Iglesia Católica como dicen algunos?

Es un cambio, sin duda, en el sentido de que es la primera vez que el Papa se ha pronunciado claramente a favor de las uniones civiles. Sus predecesores en general dejaron esta cuestión a las conferencias episcopales nacionales. A partir de ahora todo el mundo sabe claramente qué postura tiene el Papa y eso creo que va a tener una influencia, sobre todo en países donde no existen esos derechos legales. Cuando haya una propuesta de ley de uniones civiles y los obispos se opongan todos sabrán que el Papa tiene otra posición. Pero, sin embargo, el hecho no es significativo en el sentido de que refleja la postura que ya tienen los obispos, por ejemplo, italianos, franceses y también aquí en mi país, Reino Unido. El cardenal Vincent Nichols, arzobispo de Westminster, se opuso al matrimonio gay argumentando precisamente que las parejas gay ya tienen protección legal en forma de unión civil. Entonces yo lo pondría así, el Papa está integrando al magisterio papal la postura matizada y pastoral de la mayoría de las conferencias episcopales en países occidentales.

FOTO: AP Photo/Gregorio Borgia

¿Es un primer paso antes de introducir modificaciones doctrinales en la Iglesia Católica sobre los homosexuales?

No implica un cambio doctrinario, porque la doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio está muy clara. El matrimonio solo puede ser entre un hombre y una mujer y Bergoglio, como arzobispo de Buenos Aires y como Papa Francisco, sigue manteniendo esto. El matrimonio gay en ese sentido es una imposibilidad, el matrimonio es una institución única. Pero eso no quita que la Iglesia enseña también muy claramente en el catecismo que la dignidad de todos debería ser respetada, que los derechos civiles de las personas deberían ser respetados. En ese sentido no es un cambio profundo en la doctrina de la Iglesia.

¿Qué efecto pueden tener las palabras del Papa dentro de la Iglesia y en los sectores más conservadores?

Algunos dirán que es un hereje y no está diciendo lo que la Iglesia Católica siempre ha enseñado, pero es mentira. La Iglesia siempre se ha opuesto al matrimonio gay, pero frente la cuestión de los derechos civiles de parejas a largo plazo, sin importar si son gay o no, la Iglesia siempre ha tenido una postura muy clara a favor de eso, por cuestiones de justicia natural.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.