Bolsonaro y Macri se ven las caras

Ambos mandatarios se reunirán hoy en Brasilia para sostener su primera reunión de trabajo. El futuro del Mercosur, el comercio bilateral y la crisis en Venezuela deberían ser los principales temas a tratar.


“Pido disculpas, fueron palabras en la noche de la elección y uno no sabe qué responder”. Dos días después del triunfo de Jair Bolsonaro en el balotaje, su futuro ministro de Hacienda, Paulo Guedes, se retractaba así de las polémicas declaraciones efectuadas el 28 de octubre, cuando pareció ofrecer la primera definición sobre el impacto que la victoria del líder ultraderechista tendría sobre la región. “Argentina no es una prioridad; el Mercosur tampoco”, afirmó el economista formado en la U. de Chicago tras una consulta del diario Clarín.

Pero el propio Bolsonaro había manifestado durante la campaña que pretendía darle una nueva dimensión al bloque regional, cuestionando su sesgo ideológico. “Mercosur tiene su importancia pero, en mi opinión, está sobrevalorado. Fue bien gestado en su inicio, pero en el gobierno del PT el asunto ideológico pasó a pesar más. Nadie quiere detonar el Mercosur, pero queremos darle su debida estatura”, afirmó entonces.

Pese a la incertidumbre sobre el rol que Bolsonaro pretende darle al Mercosur (bloque del cual Brasil y Argentina son sus mayores socios), en su primer día en el poder, el Presidente de Brasil ratificó la sintonía que espera tener con Mauricio Macri. “Sin duda, Brasil y Argentina van a caminar juntos en direcciones diferentes a las pasadas por los últimos gobiernos”, escribió Bolsonaro en Twitter, al agradecer las felicitaciones que su par argentino le envió por su asunción.

Si bien Macri no asistió a la ceremonia de investidura de Bolsonaro, lo que despertó especulaciones sobre la siontonía entre ambos, hoy se verán finalmente las caras en Brasilia.

Según el diario argentino La Nación, la preocupación primordial de Macri es que la desanimada economía de Brasil pueda finalmente tener un crecimiento importante después de haber sufrido la peor recesión de su historia (2015-2016). La expansión brasileña daría un fuerte impulso a la deprimida economía argentina y aumentaría las chances de una reelección de Macri en los comicios de octubre próximo, asegura el periódico.

“Durante la campaña, el equipo de Bolsonaro planteó que debía retrocederse de la Unión Aduanera que es el actual Mercosur, a una zona de libre comercio”, comentó a La Tercera el analista argentino Rosendo Fraga. “Ni el Brasil de Bolsonaro ni la Argentina de Macri quieren seguir con esta obligación de negociar siempre como un bloque y les gustaría más negociar individualmente”, afirmó el anlaista Paulo Afonso Velasco Júnior.

Pero otros temas pueden tensar la relación bilateral. Bolsonaro pretende reducir la presencia china en la región, en línea con los deseos de Washington y a contramano de Buenos Aires, que encontró en Beijing a un inversor de peso, apunta el diario El País.

A su vez, ambas partes pretenden dar un duro mensaje respecto de Venezuela.

Seguir leyendo