Boris Johnson asegura que no dimitirá pese a rebelión interna en su partido por las fiestas en Downing Street

Foto: AP.

El primer ministro británico ha pedido disculpas en reiteradas ocasiones por los eventos, y ha asegurado que no tenía conocimiento de varias de ellas. Se estima que hasta 20 legisladores de sus filas presentarán cartas para manifestar su desconfianza hacia Johnson.




El primer ministro británico, Boris Johnson, que lucha por salvar su cargo en medio de una tormenta por una serie de fiestas en Downing Street durante el confinamiento, dijo este miércoles al parlamento que no dimitirá.

Johnson está intentando sofocar una revuelta interna de sus propios legisladores, enojados por las fiestas en Downing Street, oficina y residencia del primer ministro, durante los confinamientos por el Covid-19, al tiempo que enfrenta los pedidos de la oposición para que renuncie.

Johnson, que logró en 2019 la mayoría más amplia de su partido en más de 30 años con la promesa de “Completar el Brexit”, ha pedido disculpas en repetidas ocasiones por las fiestas y ha dicho que no estaba al tanto de muchas de ellas.

Sin embargo, asistió a lo que dijo que pensaba que era un evento de trabajo el 20 de mayo de 2020 en el que se había dicho a los participantes que “trajeran su propio trago”.

“Cada semana, el primer ministro ofrece defensas absurdas y francamente increíbles a las fiestas de Downing Street, y cada semana son desmontadas”, dijo en el parlamento Keir Starmer, líder del opositor Partido Laborista.

Starmer, que felicitó la deserción del legislador Christian Wakeford, que abandonó a los conservadores para unirse a los laboristas, preguntó a Johnson si un primer ministro debe dimitir si engaña al parlamento.

Al ser preguntado de manera directa sobre si dimitiría, Johnson respondió: “No”.

Para poner en marcha una impugnación del liderazgo, 54 de los 360 diputados conservadores deben escribir cartas de censura al presidente del Comité 1922 del partido.

Hasta 20 legisladores conservadores que ganaron sus escaños en las elecciones nacionales de 2019 planean presentar cartas mostrando su falta de confianza hacia Johnson, informó el Telegraph. Varios otros han dicho ya que escribieron las cartas.

Un análisis del periódico The Times mostró que 58 legisladores conservadores habían criticado abiertamente al primer ministro.

Derrocar a Johnson dejaría a Reino Unido en el limbo durante meses, justo cuando Occidente lidia con la crisis de Ucrania y la quinta economía del mundo se enfrenta a la ola inflacionaria desatada por la pandemia del Covid, con la inflación británica acelerándose a su máximo en casi 30 años.

Sus principales rivales dentro del Partido Conservador son el ministro de Hacienda, Rishi Sunak, de 41 años, y la ministra de Asuntos Exteriores, Liz Truss, de 46.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.