Calles bloqueadas y 5 mil personas movilizadas: Bolivianos se manifiestan contra la repostulación de Evo Morales a la presidencia

Reuters

Grupos de activistas bloquearon las calles con banderas bolivianas y pancartas con la leyenda “Bolivia dijo No”, interrumpiendo el tráfico de vehículos en ocho de las nueve mayores ciudades.


Las principales ciudades bolivianas amanecieron este jueves bloqueadas, en una jornada de protesta nacional convocada por asociaciones civiles para oponerse a la postulación a un cuarto mandato sucesivo del presidente Evo Morales, en el poder desde 2006.

El gobierno de Bolivia cifró unas 5 mil personas que se movilizaron hasta mediodía, su mayoría se reunió en Santa Cruz, asegura le medio boliviano La Razón. Esto luego del llamado a paro cívico por la repostulación de Morales a la presidencia.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró que si bien fue un llamado de paro cívico, “en realidad estamos en presencia de una movilización política”.

“Podemos señalar con toda contundencia que el país está trabajando con normalidad, viviendo una jornada normal”, aseguró el secretario de gobierno boliviano, “a excepción de algunos públicos de gobiernos municipales y gobernaciones de oposición”.

Sin embargo, el panorama durante esta mañana era diferente. Grupos de activistas bloquearon las calles con banderas bolivianas y pancartas con la leyenda “Bolivia dijo No” -en referencia al referéndum de 2016 en el que se consultó sobre la reelección de Morales-, interrumpiendo el tráfico de vehículos en ocho de las nueve mayores ciudades, constató AFP.

Opositores levantaban banderas en alusión al referendum de 2016 que consultó la reelección de Evo Morales. AFP

Sin embargo, a pesar de la contundencia de la medida, especialmente en barrios de clase media y alta de La Paz, sede de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Electoral, la participación ciudadana no fue masiva.

Miles de personas, entre empleados y estudiantes, hacían filas en la estación de teleférico de la exclusiva zona sur para transportarse hacia el centro de La Paz, pues otros medios, como el servicio municipal de autobuses, estaban en paro.

“Un paro debe paralizar las actividades productivas, el sistema financiero, el transporte, en fin, la actividad del Estado, todo eso es absolutamente normal. En nuestro país no existe un paro”, dijo el ministro de Trabajo, Empleo y Previsión Social, Héctor Hinojosa.

En tanto, en otros lugares de La Paz, como en las afueras del TSE, se desarrollan protestas de activistas, algunos de los cuales ataron sus brazos extendidos en maderos que asemejan una cruz.

Personas se “crucificaron” frente al Tribunal Supremo Electoral. EFE

Seguir leyendo