Canal de Panamá, amenazado por el cambio climático, busca agua para garantizar su operación

La administración de la vía interoceánica inició el proceso de licitación para que una empresa diseñe, construya y ponga en ejecución un sistema para optimizar el uso del agua en el canal, en momentos que el país centroamericano presenta críticos registros de lluvias.




La Administración del Canal de Panamá (ACP) inyectará a la vía interoceánica 1,4 millones de metros cúbicos adicionales de agua para garantizar su operatividad, amenazada por el cambio climático, anunciaron este martes directivos de la ruta.

La ACP inició el proceso de licitación para que una empresa diseñe, construya y ponga en ejecución un sistema para optimizar el uso del agua en el canal, en momentos que el país centroamericano presenta críticos registros de lluvias.

“El contrato establece como un mínimo 1.400 millones de metros cúbicos” adicionales de agua para el funcionamiento de la ruta, dijo en conferencia de prensa virtual el vicepresidente del Proyecto Hídrico del Canal de Panamá, José Reyes.

Por la vía de 80 kilómetros pasa el 3,5% del comercio mundial, según la ACP.

Sus principales usuarios son Estados Unidos, China y Japón, y sus rutas van desde Asia a la costa este norteamericana.

En 2019 la cuenca hidrográfica del Canal, de la que también se abastece de agua la mayor parte de Panamá, tuvo el quinto registro de lluvias más bajo de los últimos 70 años.

La situación ha provocado que de los 5.250 millones de metros cúbicos de agua dulce que necesita el Canal para operar, solo se disponga de unos 3.000 millones.

Autoridades panameñas han advertido que la falta de agua, producto del cambio climático, es el mayor reto que enfrenta el canal, que se ha visto obligado a adoptar medidas paliativas.

El vicepresidente de Agua y Ambiente del Canal de Panamá, Daniel Muschett, afirmó este martes que la vía se ha visto obligada en ocasiones a “restricciones operativas que inciden en el tránsito y el negocio” por efectos del cambio climático.

Para enfrentar la situación la ACP ha analizado buscar nuevas fuentes de agua, subterránea o de plantas de tratamiento, construir embalses o desalinizar agua de mar.

La ACP pretende invertir unos 2.000 millones de dólares en el proyecto de suministro de agua, de los cuales la mayor parte irán a la empresa que gane la licitación y que deberá iniciar los trabajos en 2022.

El objetivo es poder contar para 2025 “con un sistema de administración hídrica que le devuelva la confiabilidad al Canal de Panamá (y) garantice el suministro de agua para el consumo humano en los próximos 50 años”, indicó Reyes.

Este lunes, el administrador del canal, Ricaurte Vásquez, calificó como “fundamental” la obra.

“Confío en que esta medida salvaguardará el futuro de la vía como uno de los ejes más importantes para el comercio mundial”, agregó Vásquez.

Comenta