Canciller de Perú: “En Venezuela hay una usurpación del poder por parte de una dictadura”

Néstor Popolizio en la juramentación de Hugo de Zela como Vicecanciller de Perú, en la sede del Palacio de Torre Tagle, en abril de 2018.

En entrevista con La Tercera, Néstor Popolizio, quien el lunes participará de la reunión de ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de Lima en Santiago, asegura que esta instancia multilateral “condena cualquier intervención militar, venga de donde venga”.


El canciller peruano, Néstor Popolizio, participará este lunes de la reunión de Ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de Lima, que se realizará en Santiago y que busca promover y desarrollar iniciativas de coordinación regional en respuesta a la crisis política y humanitaria en Venezuela. En esta entrevista con La Tercera el jefe de la diplomacia peruana aborda los desafíos de esta instancia multilateral.

-El Grupo de Lima ha ejercido una fuerte presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro. ¿Qué logros concretos sobre este tema podría enumerar?
Entre los principales está el haber llamado la atención de la comunidad internacional para atender la mayor crisis que vive la región y movilizar su apoyo al Presidente encargado Juan Guaidó. Actualmente, son más de 50 países los que le han brindado su reconocimiento y respaldo. Esto a su vez consolida la unificación de las fuerzas democráticas en Venezuela en torno al Presidente encargado. Del mismo modo, en las organizaciones internacionales, se ha logrado aislar progresivamente a los enviados del régimen dictatorial y promover el reconocimiento a los representantes del Presidente Guaidó. Quisiera destacar también las medidas migratorias de prohibición de entrada, así como las económico-financieras adoptadas por el Grupo de Lima en contra del régimen de Maduro. Todas estas acciones, estoy convencido, precipitarán la salida del usurpador y el retorno a la democracia.

-Hasta ahora se ha mantenido la disputa entre Maduro y el Presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó. ¿Qué solución ve a la vista?
No se trata de una disputa. Se trata de un proceso para alcanzar el restablecimiento de la democracia y el Estado de derecho en Venezuela, que encarna el Presidente encargado Juan Guaidó, nombrado como tal conforme a la propia Constitución venezolana. El Estatuto de la Asamblea Nacional exige el cese inmediato de la usurpación por parte de Maduro y consolidar el gobierno de transición para llevar a cabo elecciones libres, justas y transparentes. La salida que establece el orden constitucional venezolano y las medidas que establece el derecho internacional son los únicos derroteros previstos en el marco del Grupo de Lima.

-¿Por qué Maduro debería acceder a realizar elecciones anticipadas si ya ostenta la Presidencia, más allá de cómo logró su segundo mandato?
El Grupo de Lima y la OEA, el mecanismo regional competente en materia de democracia, ha declarado la ilegitimidad del régimen de Maduro, producto de las elecciones fraudulentas que se realizaron en mayo de 2018. Lo que existe hoy en Venezuela es una usurpación del poder por parte de una dictadura y esto debe cesar de inmediato. La situación que padece el pueblo venezolano la ha causado ese régimen ilegítimo que ha quebrado el Estado de derecho, violado sistemáticamente los derechos humanos, y generado una crisis humanitaria. Ello ha obligado a más de tres millones de venezolanos a dejar su país, en un éxodo nunca antes visto en la historia de la región.

-Guaidó ha levantado muchas expectativas y se ha mostrado muy activo. Sin embargo, ya han transcurrido varios meses y la situación política en Venezuela no ha cambiado mayormente. ¿Qué más podría hacer Guaidó y cómo el Grupo de Lima pretende ayudarlo en su propósito?
La unidad de la oposición y la lucha de la inmensa mayoría del pueblo venezolano por recuperar la democracia bajo el liderazgo del Presidente encargado Guaidó y la permanente y creciente presión internacional, configuran un escenario diferente al que existía antes del 23 de enero pasado. El régimen ilegítimo y dictatorial de Maduro se ha convertido en una amenaza contra la paz y seguridad de la región. Desde la OEA y el Grupo de Lima nos corresponde seguir apoyando los esfuerzos de la Asamblea Nacional y el Presidente encargado Guaidó. Ahora que la silla de Venezuela en la OEA será ocupada por el legítimo gobierno de ese país, se le garantizará al pueblo venezolano, entre otras cosas, la protección de sus derechos humanos, a través del sistema interamericano. Será importante también que actores extra regionales relevantes como la Unión Europea, Rusia, China y otros países, puedan contribuir a poner fin a la grave crisis.

-¿Estima que el Grupo de Lima debería ser más enfático en rechazar la posibilidad de una intervención militar en Venezuela? El propio Guaidó ha dejado abierta esta alternativa.
El pueblo venezolano, confiamos, encontrará el camino a la democracia que su propia Constitución establece. En el Grupo de Lima condenamos cualquier intervención militar, venga de donde venga.

-¿Cree que la presión que ha ejercido Estados Unidos ha sido suficiente?
Muchos países que quieren una transición a la democracia en Venezuela vienen tomando decisiones para facilitar el camino hacia una salida pacífica y democrática a la crisis. Las medidas de presión de EE.UU. y de los países europeos contribuye a aislar al régimen y su impacto se hará evidente con el paso de los días.

Seguir leyendo