Cancillería china critica la llegada de Pelosi a Taiwán y señala que afecta relaciones con Estados Unidos

El Ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, da la bienvenida a la Presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, en el Aeropuerto de Taipei Songshan en Taipei, Taiwán, el 2 de agosto de 2022. Foto: Reuters

Mediante un comunicado, que fue emitido después de la llegada de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos a Taipei, el ministerio de Asuntos Exteriores dijo que la visita perjudica gravemente la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán.




El Ministerio de Asuntos Exteriores de China condenó el martes la visita a China de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, afirmando que perjudica gravemente la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán.

En un comunicado emitido justo después de su llegada a Taipei, el Ministerio de Asuntos Exteriores de China dijo que la visita de Pelosi afecta gravemente a los fundamentos políticos de las relaciones entre China y Estados Unidos, y afirmó que había presentado una enérgica protesta ante Estados Unidos.

En tanto, medios de prensa estatales reportaron que los militares chinos realizarán ejercicios cerca de Taiwán entre el 4 y el 7 de septiembre.

Taiwán es un tema hipersensible para Beijing -especialmente en temas  como las ventas de armas de EE.UU. y el aumento de los intercambios oficiales con Washington- que no tiene vínculos formales con Taipei.

En una llamada telefónica la semana pasada, el Presidente chino Xi Jinping le dijo al mandatario estadounidense, Joe Biden que Estados Unidos debería acatar el principio de una sola China y que “aquellos que juegan con fuego perecerán por ello”. Biden trató de asegurarle a Xi que la política de Estados Unidos sobre Taiwán no había cambiado, pero dijo que Washington se opone a los esfuerzos unilaterales para cambiar el statu quo o socavar la paz y la estabilidad en el estrecho.

La presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, llega a Taipei, Taiwán, el martes 2 de agosto de 2022. Foto: AP

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo que la visita cruzaría la “línea roja” de Beijing, mientras que el ejército realizó simulacros con fuego real durante el fin de semana frente a la costa de la provincia de Fujian, justo enfrente de Taiwán.

Según explica el diario South China Morning Post, la visita ocurre en un momento políticamente delicado para Beijing. Esto porque Xi espera iniciar un tercer mandato como líder en el Congreso del Partido Comunista Chino, pero los estrictos controles de Covid-19 han dejado a la economía en apuros, y las relaciones con Occidente están en una espiral descendente debido a la asertividad y el apoyo tácito de China a la invasión de Rusia a Ucrania.

Un analista político con sede en China continental familiarizado con el pensamiento de Beijing dijo al diario que la prioridad era evitar cualquier interrupción importante en la relación con Estados Unidos antes del congreso del partido.

Una pantalla muestra imágenes del presidente chino Xi Jinping y el presidente estadounidense Joe Biden, mientras transmiten noticias sobre su reciente llamada en un centro comercial en Hong Kong, China, el 29 de julio de 2022. Foto: Reuters

“Los lazos entre China y Estados Unidos no pueden deteriorarse más y ese fue el tono establecido por el partido antes de que (se informara sobre el posible viaje de Pelosi a Taiwán)”, dijo el analista, que no quiso ser identificado debido a la delicadeza del asunto. “Beijing tiene serias preocupaciones sobre la escalada de la situación, especialmente en caso de un conflicto accidental”.

George Magnus, economista e investigador asociado del Centro de China de la Universidad de Oxford, dijo al mismo diario que Beijing y Washington estaban en una situación difícil.

La visita de Pelosi a Taiwán “es claramente vista por China como un desafío, y para Estados Unidos es la demonización de un viaje de un político de alto perfil”, dijo. “Ambos parecen sentir la obligación de reaccionar y resistir, respectivamente”.

Magnus dijo que Xi “querría parecer que tiene el control y es firme en su manejo de lo que se considera una provocación” frente a los desafíos internos y externos cuando buscaba otro mandato en el congreso del partido.

“Aunque creo que es poco probable que su reelección como jefe de Estado y el partido estén seriamente en riesgo, el hecho de que no se le considere capaz de hacer frente a EE.UU. podría socavar su estatus y libertad de maniobra, y podría alentar a sus oponentes ahora o en su nuevo término”, añadió.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.