Caracas dice que identificó a "autores materiales" de supuesto ataque a Maduro y apunta a grupo de expolicía

Supporters of Venezuela's President Nicolas (42627181)

Los seguidores de Maduro salieron a las calles en señal de apoyo, pero el Presidente no apareció.

El gobierno venezolano ha dejado entrever que la célula del expolicía Óscar Pérez está detrás del supuesto ataque. El fiscal general dijo hoy que se estableció el sitio donde los "explosivistas" se alojaron, pero no dio sus nombres.




El gobierno venezolano está seguro que la acción del sábado durante un acto militar en la Avenida Bolívar de Caracas fue un intento de magnicidio contra el Presidente Nicolás Maduro. Ese mismo día, el propio mandatario atribuyó la explosión que se sintió a las 17:41 y que activó la evacuación del jefe de Estado y la cúpula militar que lo acompañaba, a la oposición "de ultraderecha", al Presidente colombiano Juan Manuel Santos, a la "mafia de Miami" y a sus enemigos políticos. Al día siguiente, Caracas informó del arresto de "seis terroristas" y hoy el fiscal Tarek William Saab dijo que todos los autores materiales del hecho y sus colaboradores están identificados.

Según la cronología de los hechos entregada por el gobierno chavista, mientras se desarrollaba una celebración conmemorativa de la Guardia Nacional Bolivariana, dos drones con explosivos detonaron cerca de la tarima presidencial y en los alrededores del desfile militar. Según denunció el fiscal chavista, entre los detenidos figuran dos personas que manejaron uno de los drones desde un vehículo. También dijo que "se ha establecido el sitio en el que los autores materiales se alojaron los días previos al intento de magnicidio". "Se ha identificado a los explosivistas que armaron los artefactos", agregó.

La misma noche del sábado, el grupo "Soldados de franelas", desconocido hasta ahora, se atribuyó la acción y señaló que falló porque francotiradores del equipo de seguridad de Maduro derribaron los drones.

Pero la trama del supuesto atentado es aún más compleja, repleta de un mar de dudas y teorías. Durante la noche del sábado, mientras Maduro denunciaba un atentado en su contra y prometía que no quedaría impune, la periodista venezolana Patricia Poleo, exiliada en Miami desde 2005, leyó un comunicado firmado por un grupo de oficiales, suboficiales y soldados, que daban cuenta de la puesta en marcha de la llamada "Operación Fénix" contra el Presidente. Sin embargo, hasta ahora no hay relación entre ese supuesto operativo y los "Soldados de franelas".

El propio gobierno añadió el domingo aún más confusión, después de que el canciller Jorge Arreaza vinculara la explosión a una célula del expolicía rebelde Óscar Pérez, famoso por haber lanzado desde un helicóptero dos granadas contra la Corte Suprema y disparos contra el Ministerio del Interior, en junio de 2017. Pero ocurre que Pérez está muerto.

En enero pasado las fuerzas especiales venezolanas lo abatieron en otro oscuro operativo en el oeste de Caracas, en la llamada "Operación Gadeón". En ese momento las autoridades venezolanas informaron que la célula de Pérez había logrado ser desarticulada.

Actor y paracaidista

Según denunció en ese momento la oposición, Pérez, exparacaidista y piloto -pero también actor- habría sido ejecutado extrajudicialmente. Pero desde entonces Pérez pasó al olvido, hasta que Arreaza lo volvió a mencionar. Y también lo hizo hoy el fiscal Tarek William Saab, que aseguró que lo del sábado iba en la misma línea del "ataque terrorista ocurrido hace exactamente un año".

También el ministro del Interior, Néstor Reverol, se refirió a Óscar Pérez, al vincular a uno de los detenidos con el fallido asalto al Fuerte Paramacay, que tuvo lugar hace un año, durante el cual unos 20 hombres le quitaron sus fusiles de asalto a un grupo de soldados. Precisamente esa acción rebelde fue reivindicada en su minuto por Pérez, sin dejar heridos.

Por eso, Óscar Pérez aparece ahora como una suerte de "autor intelectual" de lo ocurrido el sábado en la Avenida Bolívar. El "problema" es que está muerto.

Mientras el gobierno de Maduro aún no muestra pruebas del supuesto atentado, hoy movilizó a sus simpatizantes en una marcha en apoyo al Presidente. Los analistas, sin embargo, se mostraron sorprendidos por la ausencia de Maduro. Según Reuters, "muchos seguidores se preguntaron por la ausencia del mandatario y dejaron el lugar cuando acabaron los discursos".

Comenta