El complejo escenario que la visita de Juan Guaidó a España abrió para Pedro Sánchez

Guaidó y Sánchez

El Mandatario venezolano explicó que no se reunirá personalmente con Guaidó en la Moncloa el día sábado y en su lugar lo recibirá a ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González, en un lugar que no ha sido informado todavía.




Mientras el líder opositor, Juan Guaidó, se encuentra realizando una gira por Europa con la que busca aumentar la presión internacional contra el gobierno de Nicolás Maduro.

En Madrid, su inminente llegada ha significado una serie de cuestionamientos hacia la postura del Mandatario Pedro Sánchez, quien explicó que no se reunirá personalmente con Guaidó en la Moncloa el día sábado y en su lugar lo recibirá a ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González, en un lugar que no ha sido informado todavía.

La decisión causó opiniones divididas entre dos expresidentes socialistas: José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011) y Felipe González (1982-1996), quien ya expresaron su opinión respecto a la medida que tomó Sánchez.

El primero fue Rodríguez Zapatero, quien en entrevista con la cadena SER indicó que el jefe de Estado "acertó" con no recibir al titular de la Asamblea Nacional. El líder socialista además cuestionó la intenciones de Estados Unidos al decidir aplicar sanciones contra Venezuela, ya que, "promover las sanciones para que un pueblo sufra y no apelar al diálogo entre dos sectores de la sociedad es un error", indicó.

"El enfoque sobre Venezuela, antes o después, tendrá que cambiar en muchas actitudes políticas y en muchas cabezas", agregó el exsecretario general del PSOE.

Por su parte, Felipe González, respondió que el diputado opositor es el "único representante legitimado democráticamente" del país "frente al poder fáctico representado por la tiranía de Maduro y sus apoyos espurios de la llamada Asamblea Constituyente, del Tribunal Supremo o de la cúpula militar".

Esta jornada el líder opositor se reunió con el mandatario francés, Emmanuel Macron, y días antes participó del Foro Económico Internacional en Davos (Suiza) donde pidió a los líderes mayor apoyo. Además una de sus primeras actividades en Londres fue un encuentro con el primer ministro británico, Boris Johnson.

La polémica reunión con la vicepresidenta de Venezuela

La portavoz de Podemos en la Comunidad de Madrid, Isa Serra, ha asegurado este viernes que el encuentro del ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, "número dos" del presidente Nicolás Maduro, "responde a relaciones diplomáticas".

Así lo ha asegurado en declaraciones a los medios de comunicación tras finalizar el acto homenaje a los Abogados de Atocha asesinados hace 43 años, al ser preguntada por la polémica que afecta al ministro Ábalos, por verse con un alto cargo del Gobierno de Maduro a la que la Unión Europea ha prohibido la entrada en el espacio de libre circulación Schengen por considerarla cómplice de la represión en Venezuela.

"Creo que responde a relaciones diplomáticas", ha afirmado Serra, para añadir que, además, "es un encuentro lo suficientemente limitado" como para no ayudar a lo que pretende hacer, a su juicio, la derecha, "que es crispar más la situación de Venezuela".

Por otra parte, preguntada por la presencia en España del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, y, en concreto, sobre si le considera presidente encargado del país latinoamericano, Serra ha rechazado tal consideración y le ha definido como "el líder de una oposición".

Además, ha criticado la entrega a Guaidó de las Llaves de Oro de Madrid por parte del Ayuntamiento que tendrá lugar este sábado en el Palacio de Cibeles, y ha denunciado que se trata de una "politización" de la derecha que solo quiere "crispar la situación".

En esta línea, la dirigente de Podemos ha rechazado la recepción a Guaidó por parte de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que tendrá lugar este sábado en la Real Casa de Correos, que estará engalanado con banderas españolas y venezolanas. A su juicio, lo que debería hacer la Comunidad de Madrid es garantizar en Venezuela una "salida política" y "no crispar la situación".

Comenta