Comunidad palestina en Chile agradece informe de Bachelet que revela las 112 empresas que hacen negocios en territorios ocupados por Israel

Sin-título-1

Asentiamiento israelí de Pisgat Zeev. Foto: Reuters

En tanto, el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, expresó su "indignación" con el informe y aseguró que "Estados Unidos se ha opuesto desde hace tiempo a la creación o a la difusión de esta base de datos". El informe de Naciones Unidas fue elaborado tras una resolución del Consejo de Derechos Humanos en 2016.




Distintas reacciones han surgido luego de que la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, diera a conocer un informe sobre las 112 empresas que hacen negocios en territorios palestinos ocupados por Israel. 

Una de ellas fue la de la comunidad palestina en Chile que valoró la lista de compañías que consideran "cómplices de la colonización israelí y que contribuye a actos que son considerados crímenes de guerra según el derecho internacional". El presidente de la instancia Maurice Khamis, pidió al gobierno, incluso, que adopte medidas "que apunten a la dirección correcta en cuanto a su responsabilidad en asegurar que dichas empresas que se benefician económicamente de la ocupación, no tengan relación alguna con el Estado de Chile y sus instituciones".

El informe de Naciones Unidas fue revelado el miércoles y considera a 94 firmas israelíes y 18 extranjeras, entre ellas Airbnb, Booking.com, TripAdvisor, MotorolaUS, GeneralMills, Opodo, Expedia, Remax Israel, además de varios bancos israelíes y la compañía nacional de agua Mekorot.

La Alta Comisionada señaló que si bien "soy consciente de que este tema ha sido y seguirá siendo muy polémico (...) estamos satisfechos de que este informe basado en hechos refleje la seria consideración que se le ha dado a este mandato sin precedentes y altamente complejo, y que responda adecuadamente a la solicitud del Consejo de Derechos Humanos contenida en la resolución 31 / 36".

El informe se elaboró en respuesta a una solicitud específica del Consejo de DD.HH. en 2016 y en 2018 se entregó un documento provisional -cuando Zeid Ra'ad Al Hussein estaba a cargo de la oficina que hoy dirige Bachelet- en el que se determinó hacer una evaluación adicional a 206 de las 321 empresas revisadas.

Pese a su publicación, el Alto Comisionado indica que el informe "deja en claro que la referencia a estas entidades comerciales no es, ni pretende ser, un proceso judicial o cuasijudicial. Si bien los asentamientos como tales se consideran ilegales según el derecho internacional, este informe no proporciona una caracterización legal de las actividades en cuestión ni de la participación de las empresas comerciales en ellas".

"Cualquier paso adicional con respecto a la continuación de este mandato será responsabilidad de los Estados miembros del Consejo de Derechos Humanos, que considerarán el informe durante la próxima sesión del Consejo, que comenzará el 24 de febrero", agregan.

"Sesgo anti-israelí"

Durante esta jornada, además, el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, expresó su "indignación" con el informe y aseguró que "Estados Unidos se ha opuesto desde hace tiempo a la creación o a la difusión de esta base de datos".

"Su publicación sólo confirma el continuo sesgo anti-israelí que es tan frecuente en la ONU", sostuvo en un comunicado en el que, además, se califica como un órgano "desacreditado" al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, del cual Estados Unidos se retiró en 2018 denunciando el "sesgo continuo" contra Israel.

A solo horas de la publicación del informe, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel informó, en tanto, que suspendieron relaciones con la oficina de Bachelet y ordenaron una "extraordinaria y dura medida" de represalia contra ese organismo.

Comenta