Covid-19: países de Asia Pacífico evalúan endurecer medidas tras rebrote

Transeúntes japoneses con mascarilla en la estación de Shinagawa, en Tokio. Foto: Reuters

Mientras el gobierno de Japón enfrenta una creciente presión para volver a imponer un estado de emergencia, Corea del Sur advirtió que se encontraba en una “encrucijada crítica” tras la aparición de nuevos brotes.




Mientras Europa está en alerta máxima a causa de la segunda ola de coronavirus, los países de la región de Asia-Pacífico informaron este lunes cifras récord de nuevos casos y brotes.

En Japón, los casos diarios alcanzaron un récord de 1.722 el sábado, con los principales focos de contagio ubicados en la isla norteña de Hokkaido y las prefecturas occidentales de Hyogo y Osaka. En Tokio, los casos diarios se han acercado a los 400 en los últimos días, cifras que no se veían desde principios de agosto.

Pese a las presiones internas, el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, ha insistido en que los nuevos casos no justifican la reimposición de un estado de emergencia nacional o el poner fin a la campaña del gobierno para fomentar el turismo en el interior del país.

El primer estado de emergencia en Japón fue implementado en abril y levantado al mes siguiente. Desde entonces, Tokio ha relajado las restricciones para intentar impulsar su economía y prepararse para los Juegos Olímpicos, pospuestos para el próximo año.

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, se reunió con Suga ayer y dijo que estaba “muy, muy confiado” en que los espectadores podrían ver el evento de forma segura presencialmente en los estadios.

En Corea del Sur, las autoridades informaron este lunes más de 200 nuevos casos por tercer día consecutivo, mientras el gobierno considera endurecer las medidas de distanciamiento social. “Estamos en una encrucijada crítica en la que podríamos tener que reajustar el distanciamiento”, reconoció el ministro de Salud, Park Neung-hoo, agregando que “la situación actual está tomando un giro muy peligroso, considerando el aumento de infecciones diarias y el ritmo implacable de propagación”.

En la parte sur de Australia se informaron 14 nuevos casos, luego de meses sin contagios en esa zona. Un funcionario dijo que el brote probablemente estaba ligado a un hotel para viajeros en cuarentena. Tras conocerse las cifras, varios estados impusieron nuevas restricciones fronterizas.

“El virus no ha ido a ninguna parte”

El primer ministro, Scott Morrison, dijo que los nuevos casos eran “un recordatorio, incluso después de un bloqueo, incluso después de todo este tiempo, de que el virus no ha ido a ninguna parte”.

Desde el jueves, Nueva Zelandia hizo las mascarillas obligatorias en el transporte público en Auckland, así como en todos los vuelos domésticos, después de que se informara un nuevo contagio en la zona, vinculado a un caso en un centro de aislamiento fronterizo, por lo que el riesgo de una propagación más amplia era menor.

China continental informó ocho nuevos casos el domingo, frente a los 13 que había registrado el día anterior. Aunque el último brote importante en la zona fue controlado este mes y la OMS estima que el riesgo de contraer el virus a través de alimentos congelados es bajo, Beijing está aumentando las pruebas después de detectar el virus en productos importados.

Taiwán, que había mantenido la pandemia bajo control, anunciará medidas más duras esta semana luego de un aumento en los casos positivos provenientes del extranjero. El territorio reportó ocho casos nuevos el viernes, todos importados, la cifra más alta registrada en un solo día desde el 19 de abril.

En otras partes de Asia la tendencia era al alta. Indonesia, que cuenta con el mayor número de casos en el sudeste asiático, registró nuevos peaks luego de que las tasas de contagio se mantuvieran estables en las últimas semanas. El viernes, por ejemplo, contabilizaron un récord de 5.444 nuevos casos. India, por su parte, dijo el domingo que enviaría a médicos de otras regiones a Nueva Delhi y duplicaría el número de pruebas para combatir los récords de casos en la capital de 20 millones de habitantes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.