Crisis migratoria impulsa la idea de Trump de construir el muro

Melania Trump camina hacia su auto para regresar a Washington, en la base Andrews, en Maryland.

El mandatario señaló hoy que se debía construir esta barrera en la frontera con México, además del despliegue de más agentes fronterizos.


Un día después de que Donald Trump se retractara de la polémica política migratoria que separaba a los padres de sus hijos tras ingresar de manera ilegal al país, el Presidente republicano volvió a reflotar la idea de construir un muro en la frontera con México. “No deberíamos estar contratando a miles de jueces, como nuestra ridícula ley migratoria demanda, deberíamos cambiar nuestras leyes, construir el muro, contratar agentes de frontera y (funcionarios para el) Servicio de Inmigración y Control de Aduanas y no dejar entrar a las personas que lleguen a nuestro país”, señaló hoy en un tuit.

“La frontera ha sido un gran desorden y un problema por muchos años. En algún momento (el senador demócrata por Nueva York, Chuck) Schumer y (la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy )Pelosi, que son débiles en cuanto al crimen y la seguridad fronteriza, serán forzados a llegar a un acuerdo real, tan fácil, que resuelva este largo problema”, añadió.

Un asesor del mandatario señaló el martes a la agencia The Associated Press que Trump está preocupado de que la falta de progreso en su muro fronterizo lo haga ver débil y es por eso que ha escrito una serie de tuits exagerando el peligro que representan los miembros de la pandilla MS-13, que representa un porcentaje mínimo de quienes cruzan la frontera.

La polémica por la política “tolerancia cero” hacia las personas que llegan al país sin la documentación necesaria coincidió con la votación que se iba a realizar hoy en la Cámara de Representantes sobre un proyecto de ley migratorio, conocida como “Compromiso”, pero que se postergó para este viernes con el objetivo de tratar de asegurar los 218 votos necesarios para su aprobación.

Ese texto, que es producto de semanas de negociaciones entre el liderazgo republicano y posiciones más centristas, refuerza considerablemente la seguridad en la frontera, una exigencia de los legisladores más conservadores, pero incluye provisiones que resultan aceptables para los demócratas.

Entre las distintas iniciativas, este proyecto determina la prohibición de la separación de familias inmigrantes y también formula una solución definitiva a jóvenes que llegaron al país siendo niños y que regularizaron su situación durante el gobierno de Barack Obama, los llamados dreamers (soñadores). Estos inmigrantes legalizados (que se estima suman alrededor de 700.000 en todo Estados Unidos) habían quedado en un limbo legal después que el Presidente Trump decidió no renovar sus permisos de residencia en septiembre de 2017.

A cambio, incluye un mecanismo para destinar US$ 25 mil millones para la construcción del muro fronterizo. Además, pone punto final a la migración de familiares de residentes. Dos tribunales federales, sin embargo, forzaron al gobierno a continuar renovando los documentos de esas personas, y el proyecto en disputa en el Congreso busca hallar una solución permanente para ellas.

Polémico proyecto

En todo caso, hasta anoche se realizaban negociaciones para conseguir los votos necesarios. “Es amnistía, migración en cadena y no hay garantía de que el muro se construya”, dijo el representante republicano, Lou Barletta.

Hoy se votó, eso sí, otro proyecto de ley migratorio que era más radical y que fue rechazado por 231 votos en contra y 193 a favor. Ese proyecto buscaba financiar el muro, pero además el término del programa de lotería de visados, un límite de las visas para la reunificación familiar y dotar de un estatus legal a los “soñadores”, pero no una ruta hacia la ciudadanía.

En medio de la crisis migratoria que vive el gobierno de Trump, el Pentágono anunció hoy que iba a abrir sus bases militares para albergar hasta 20.000 niños migrantes que sean separados de sus padres tras haber llegado a la frontera sur del país. Para ello ya se solicitaron camas para los menores y se destinaron cuatro bases, entre las que se incluye tres ubicadas en Texas y una en Arkansas.

#Tags


Seguir leyendo