Cuarto paro general complica a Macri en Argentina

Manifestantes marchan contra el gobierno de Macri y sus políticas económicas, en Buenos Aires.

Los sindicatos convocaron a una huelga de 36 horas. “Vamos a para el país todas las veces que sea necesario”, dijo a La Tercera un vocero sindical.


Los sindicatos argentinos se unieron para paralizar al país por 36 horas en rechazo a las políticas económicas del Presidente Mauricio Macri, que se encuentra en Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU.

En la cuarta huelga general convocada contra el gobierno, la Confederación General del Trabajo (CGT), la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) y otras agrupaciones sociales evidenciaron su descontento con el acuerdo entre el Ejecutivo y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“No hay ninguna chance de que Argentina entre en el default”, señaló Macri en una entrevista en Estados Unidos con la cadena Bloomberg. También sostuvo que Argentina recibirá apoyo adicional a los US$ 50.000 millones acordados en junio con el FMI.

Sin embargo, nada detuvo la paralización. En Argentina este martes no habrá transporte público: buses y trenes no funcionarán, los taxis tendrán servicio parcial, mientras que las seis líneas de metro iniciaron la huelga anoche a las 20:00.

Ningún colegio público tendrá clases y en los privados se realizarán actividades parciales. También estarán paralizados los bancos, las bencineras, los puertos y los hospitales públicos tendrán una guardia mínima.

Además, Aerolíneas Argentinas canceló los vuelos de este martes, por lo que adelantó algunos y los demás deberán ser reprogramados para los siguientes siete días.

El costo del paro

“Seguimos pensando que no es un momento oportuno en este momento donde todos estamos haciendo un esfuerzo colectivo: empresarios, trabajadores y gobiernos provinciales para superar esta crisis”, señaló el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, que aseguró que la huelga tiene “intereses políticos”.

El Ministerio de Hacienda informó el alto impacto económico que tendrá en el país el paro general, que costará más de US$ 800 millones, es decir el 0,2% del PIB, según fuentes citadas por el diario Clarín.

La Casa Rosada estima que más de 15 millones de argentinos se verán afectados por la huelga del transporte público, además de los más de 600 vuelos nacionales e internacionales que fueron cancelados.

Según el diario La Nación, a pesar que algunos rubros no se adhirieron al paro tampoco tendrían una jornada normal ante la falta de transporte y las marchas que podrían impedir que los trabajadores lleguen a sus trabajos.

Como un anticipo al paro general de la CGT, distintos gremios, organizaciones sociales, la CTA, incluido el sindicato de camioneros liderado por Hugo y Pablo Moyano que paralizará la recolección de basura y la distribución postal, marcharon hasta la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, para protestar.

“El gobierno tiene que entender que los trabajadores y las trabajadores vamos a estar en la calle hasta que cambie la política económica”, señaló Hugo Yasky, secretario general de la CTA en la Plaza de Mayo.

Las impopulares medidas económicas del gobierno ante la crisis como alzas en el pasaje, en el simunistro eléctrico y el gas, sumado a la inflación, han elevado las protestas este año. Según un informe del Banco Central, el aumento del costo de vida será de más de 40% a fines de este año. “Vamos a parar el país todas las veces que sea necesario no entregaremos la dignidad nacional por acuerdos con el FMI”, dijo a La Tercera, Carlos Girotti, vocero de la CTA.

Seguir leyendo