Dos millones de manifestantes: Participación récord en huelga por la reforma de pensiones en Francia

Vista de la protesta en París por la reforma de pensiones. Foto: Reuters

La iniciativa, presentada el martes por el gobierno de Macron, provocó la respuesta inédita de los principales sindicatos de Francia, en una unión que no se veía desde 2010.


Para Emmanuel Macron se trata de la primera prueba de “fuerza social” importante desde su reelección. Este jueves, unidas por primera vez después de 12 años, las ocho principales asociaciones sindicales francesas llamaron a manifestarse contra el proyecto de reforma de las pensiones, en el que, entre otros puntos, se propone subir la edad de jubilación de 62 a 64 años.

La convocatoria, masiva como se esperaba, fue valorada como un éxito por el secretario general de la CGT (Central General de Trabajadores), Philippe Martinez, que aseguró que se llegó a dos millones manifestantes en las marchas que se organizaron en todo el país, 400 mil de ellos en París. En la anterior protesta contra una reforma de pensiones, en 2019, la misma organización había estimado una participación de 1,5 millones de manifestantes, un cuarto menos que hoy.

Luego de una primera jornada exitosa, considerando la gente movilizada en todo el país, las organizaciones sindicales anunciaron una segunda manifestación para el próximo 31 de enero. La unión de organizaciones sindicales, que no se veía desde 2010, se expresó también en la adhesión de federaciones sectoriales, como las de trabajadores de las empresas energéticas, de las empresas de trenes, transportes y funcionarios públicos. A estos trabajadores en particular la reforma les quitaría sus “regímenes especiales” de retiro.

Cartel con una imagen de Emmanuel Macron vestido de rey durante las protestas contra la reforma de pensiones. Foto: Reuters

El ministro del Trabajo, Olivier Dussopt, reconoció la dimensión de la manifestación en la radio RTL: “La movilización está siendo importante. Es normal que el tema de las pensiones suscite inquietudes. Hay que escuchar los mensajes que están en las calles”. Desde el Ministerio del Interior se contabilizaron 1,12 millones de manifestantes, superando así la cifra de 2019, cuando la misma entidad estimó 800 mil participantes en la huelga.

La protesta no se convocó solo en París: desde la CFGT (Confederación Francesa Democrática del Trabajo) se contaron 180 marchas durante este jueves, la mayoría durante la mañana, y un poco más tarde en las ciudades más grandes.

En París, la convocatoria empezó en la Place de la République a eso de las 14.00, y se cifraba en 400 mil los participantes en la marcha, según la CGT. Para 2019, la misma sindical había estimado 250 mil manifestantes. Otra ciudad con un gran número de movilizados fue Marsella, donde la intersindical contó 140 mil manifestantes, contra los 26 mil reportados por la policía. En Lyon, mientras tanto, se habló de 38 mil personas.

Un ciclista pasa frente a la estación de metro Miromesnil, cerrada por la huelga. Foto: Reuters

Ya al mediodía, el 42% de los profesores de primaria y el 34% de los de secundaria se habían plegado a la huelga, según indicó el Ministerio de Educación. En la SNCF, la empresa de ferrocarriles francesa, el 46,3% de los trabajadores se unió al paro, y el 44,5% hizo lo propio en EDF, la empresa de electricidad. Un tercio de la función pública, en tanto, entró en huelga este jueves.

En declaraciones al diario Libération, un profesor de 29 años llamado Laurene contó en medio de la marcha parisina sus reparos con la reforma de pensiones: “La parte de tener que pasar de 42 a 43 años de cotizaciones significa que tendré que jubilarme a los 68, con unas condiciones de trabajo que siguen degradándose, clases sobrecargadas. Es un trabajo difícil que requiere ser dinámico para dar clases. Después de los 60 es complicado, pero ya tocando los 70, es imposible…”.

Según el líder de la UNSA (Unión Nacional de Sindicatos Autónomos), Laurent Escure, se trató de una “jornada enorme”, que de seguro “llamará a otras”. “Tenemos cifras de manifestantes en provincias que son considerables, y promedios que no nos habíamos esperado. Se anunciaba un millón, pero estaremos más allá de eso hoy”, señaló mientras aún estaba en la marcha de París.

De todos modos, para este viernes ya se prevé una normalización de la situación: según la SNCF, habrá una circulación “casi normal en las grandes líneas”, aunque con algunas “perturbaciones locales en ciertas regiones”. Según la operadora de los trenes, “las circulaciones hoy (jueves) se hicieron conforme a las previsiones anunciadas”.

El jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, y el Presidente francés, Emmanuel Macron, en la Cumbre España-Francia, en Barcelona. Foto: Reuters

Mientras todo esto ocurría, el Presidente Emmanuel Macron estaba en Barcelona, donde una manifestación independentista se congregaba en la Plaza de España, no muy lejos del lugar donde el mandatario galo y el jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, rubricaron un acuerdo bilateral histórico: un “tratado de amistad y cooperación reforzada”, que Francia firma por tercera vez en su historia. La primera vez fue en 1963, con Alemania, y el año pasado lo hizo con Italia.

En concreto, esto significará la puesta en marcha de consejos y grupos de trabajo bilaterales en temas de defensa, seguridad, juventud, migración y otros asuntos. Asimismo, ambos gobiernos oficializan en esta ocasión un acuerdo sobre el H2MED, un conducto submarino previsto para 2030, y en el que se pretende transportar hidrógeno verde entre Barcelona y Marsella.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.