Dos muertos deja ataque de fuerzas de Ortega en sur de Nicaragua

Autor: AFP/EFE

Un civil y un policía cayeron abatidos en en el barrio Monimbó, de la ciudad de Masaya.


Al menos dos personas -un civil y un policía- murieron hoy en la ciudad nicaragüense de Masaya, donde la policía usó armamento pesado contra manifestantes tras un discurso del Presidente Daniel Ortega, según informó la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (Anpdh). Esto ocurrió luego de que el Mandatario diese un discurso con el que concluyó el festejo sandinista del “repliegue”. El uso de armamento pesado por parte de la policía antimotines pudo ser constatado por la agencia de noticias EFE durante el enfrentamiento.

El combate tuvo como epicentro el Parque Principal de Masaya, donde desemboca el barrio indígena de Monimbó, todavía lleno de barricadas y el último gran bastión de los manifestantes que se han levantado contra Ortega para exigir su renuncia.

Horas antes de la llegada de Ortega a Masaya hubo un conato de combates entre los opositores y los policías antimotines desplegados, si bien en ese caso no intervinieron los centenares de paramilitares y parapolicías que rodeaban la ciudad.

Cuando Ortega pronunciaba sus últimas palabras, sonó un disparo que desató la tensión en la caravana oficialista, compuesta por miles de simpatizantes. La imagen contrastó con la que registraron las cámaras de los medios oficialistas a su llegada, cuando conducía sonriente acompañado por su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo.

Inmediatamente los policías iniciaron una acción represiva dirigida contra la sede de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN). Una vez iniciada esta ofensiva, más de un centenar de personas, la gran mayoría estudiantes, se refugiaron en una iglesia cercana a la UNAN, rodeada por policías y paramilitares. Pasada la medianoche de Chile aún se mantenían refugiados en el edificio eclesiástico.

“Vinieron todos con armas de fuego, vinieron a matar”, dijo a periodistas un joven en una iglesia en cercanías de la casa de estudios, donde se encuentran atrincherados estudiantes desde el inicio de las protestas contra el gobierno.

“Nos están hostigando, Monimbó está terriblemente bajo ataque”, dijo a la agencia de noticias France Presse un vecino de esa urbe, vía telefónica. “Es urgente que cesen de inmediato los ataques que en este momento suceden en Monimbó, Masaya, contra estudiantes de la UNAN y la Iglesia de la Divina Misericordia”, escribió en Twitter la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, pidió a las autoridades dejar entrar a la Universidad a expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Desde que comenzaron las protestas contra Ortega el pasado 18 de abril, más de 351 personas han muerto en la represión contra los opositores.

gdl/sb/rb/av

#Tags


Seguir leyendo