EE.UU.: El “perturbador” caso de una mujer que quedó embarazada y dio a luz en estado vegetativo

Foto referencial.

La policía de Arizona se encuentra investigado un caso de abuso sexual en contra de una paciente que se encuentra en estado vegetativo hace 10 años y que el pasado 29 de diciembre dio a luz.


Un insólito y “perturbador” caso ocurrió en el estado de Arizona, Estados Unidos, cuando una mujer que se encuentra en estado vegetativo desde hace unos 10 años quedó embaraza y dio a luz.

La policía del estado se encuentra investigando el caso por un presunto abuso sexual en contra de la paciente que se encuentra en una clínica administrada por la organización Hacienda HealthCare.

De acuerdo a lo que señalan los medios locales, la mujer dio a luz el 29 de diciembre a un saludable bebé, mientras miembros del personal médico aseguraban que no tenían conocimiento que la paciente estaba embarazada.

Los médicos, alarmados por los gemidos de la mujer –quien no ha sido identificada- se percataron que se encontraba en labor de parto.

El personal dio conocimiento al acaso a la Policía de Pheonix, Arizona y al Departamento de Servicios de Salud (ADHS) quienes se encuentran investigando el caso como un abuso sexual y al presunto agresor que aun no ha sido encontrado.

Según indicaron fuentes a los medios locales, la mujer requería de atención las 24 horas y que mucha gente ingresaba a su habitación.

A través de un comunicado, Hacienda HealthCare declaró que “recientemente nos percatamos de un incidente profundamente perturbador que involucra la salud y seguridad de una interna de Hacienda” y que se encuentran cooperando con las autoridades.

Debido a este caso, la policía está estudiando si el centro cuenta con la garantización de salud y seguridad para los pacientes y también verifican que la instalación cumpla con las leyes y regulaciones estatales.

Por lo mismo, desde el mismo centro de enfermería cambiaron el protocolo de atención a los pacientes, y ahora no se le permite al personal masculino ingresar a las habitaciones de pacientes femeninas si no van acompañados por una empleada.

Seguir leyendo