EE.UU. e Israel siguen atentos investigación a avión venezolano demorado en Argentina

El avión venezolano demorado en el aeropuerto de Ezeiza y cuya tripulación es investigada por las autoridades argentinas. Foto: AP

La nave pertenece a la compañía venezolana Emtrasur y se encuentra en el aeropuerto de Ezeiza debido a sospechas sobre sus tripulantes de vínculos con el terrorismo apoyado por Irán. Las autoridades migratorias argentinas retuvieron sus pasaportes por sugerencia de agencias extranjeras de inteligencia, mientras la justicia trasandina intenta dilucidar si hubo irregularidades en su operación.




Estados Unidos e Israel expresaron este jueves que siguen con especial atención el caso del avión de carga de la compañía venezolana Emtrasur demorado en Buenos Aires con sus tripulantes por sospechas de vínculos con el terrorismo apoyado por Irán, mientras la justicia argentina intentaba dilucidar si hubo irregularidades en su operación.

La aeronave modelo Boeing 747, que transportaba autopartes, se encuentra en un hangar del aeropuerto internacional de Ezeiza desde el 8 de junio, cuando las autoridades migratorias retuvieron los pasaportes de los tripulantes por sugerencia de agencias extranjeras de inteligencia.

Si bien las autoridades argentinas confirmaron que no hay pedido de captura internacional contra ninguno de los tripulantes -14 venezolanos y 5 iraníes- y que no se detectaron irregularidades en su carga, la aeronave despierta sospechas porque pertenecía a Mahan Air, una compañía aérea de origen iraní a la que se le atribuyen nexos con el terrorismo.

En los registros oficiales la aeronave es propiedad de la aerolínea estatal venezolana Conviasa, cuya filial de carga es Emtrasur.

“Seguimos con gran interés las investigaciones judiciales y policiales de la tripulación y el avión, y agradecemos los esfuerzos investigativos de las autoridades argentinas para esclarecer la situación”, expresó el embajador de Estados Unidos en Buenos Aires, Marc R. Stanley.

Por orden de un juez, los tripulantes no pueden salir del país. Sus pasaportes fueron retenidos y se le retuvieron pertenencias personales, como teléfonos móviles, mientras el avión es peritado por expertos. La causa judicial para determinar su identidad y el motivo de su arribo está bajo secreto de sumario.

Israel, a través de su embajada en la capital argentina, manifestó preocupación por “la actividad de las compañías aéreas iraníes Mahan Air y Qeshm Fars Air en América Latina, empresas que se dedican al tráfico de armamento y al traslado de personas y equipos que operan para la Fuerza Quds, las cuales están sancionadas por Estados Unidos por estar involucradas en actividades terroristas”.

Toda referencia al terrorismo internacional genera especial sensibilidad en Argentina, que fue blanco de dos sangrientos atentados en la década de 1990 -uno contra la embajada israelí en Buenos Aires y otro contra un centro comunitario judío- por los cuales la justicia local acusó al régimen iraní.

“Habiendo sido la República Argentina víctima de dos atentados terroristas perpetrados por Irán, el Estado de Israel considera que la postura firme de Argentina constituye un mensaje importante a Teherán para que no vuelva a intentar actuar en suelo argentino ni en ningún otro país de la región”, afirmó Jerusalén en referencia a la detención del avión venezolano.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La entrenadora Amanda Caprito, experta en vida saludable, explicó en un medio de Estados Unidos, cuáles son los principales motivos por los que se fracasa a la hora de emprender un plan de reducción de peso