EE.UU. sanciona a la líder de Hong Kong y aumenta tensión

Carrie Lam, la jefa del Ejecutivo en Hong Kong, asumió su cargo en 2017.

Washington acusó a Carrie Lam y otros 10 funcionarios de cooperar con Beijing para socavar la autonomía de la excolonia.




Estados Unidos impuso sanciones a varios funcionarios de Hong Kong, entre ellos a la lideresa del gobierno prochino, acusándolos de cooperar con Beijing para socavar la autonomía de la excolonia británica y reprimir la libertad de sus residentes.

Las sanciones son las más recientes en una serie de medidas que ha tomado el gobierno del Presidente Donald Trump contra China, en momentos en que aumentan las tensiones entre los dos países sobre disputas comerciales, la pandemia del coronavirus y otros asuntos.

La ofensiva de Trump contra China se produce luego de que el Mandatario estadounidense le ha echado toda la culpa a Beijing por el brote de coronavirus en Estados Unidos, desviando las críticas sobre su propio manejo de la pandemia, que amenaza su reelección en noviembre.

El Departamento del Tesoro anunció las sanciones contra Carrie Lam, jefa del gobierno de Hong Kong y otros 10 funcionarios. Las sanciones fueron autorizadas por una orden ejecutiva que Trump firmó recientemente para penalizar a China por su represión a las protestas en Hong Kong.

Hong Kong ha disfrutado de libertades civiles no vistas en China continental gracias al principio de “un país, dos sistemas” implementado desde que regresó bajo soberanía de Beijing en 1997.

Sin embargo, China impuso una estricta ley de seguridad en Hong Kong, generando una represión contra los manifestantes.

“La reciente imposición de una legislación draconiana de seguridad nacional en Hong Kong no sólo ha socavado la autonomía de Hong Kong, sino que también ha infringido los derechos de la población de Hong Kong”, dijo el Departamento del Tesoro en un comunicado.

El Departamento del Tesoro añadió que la nueva ley ha permitido a las autoridades de China continental operar con impunidad en Hong Kong, ha impuesto una “educación sobre seguridad nacional” en las escuelas de Hong Kong, ha socavado el estado de derecho y ha sentado las bases para censurar a las personas y los establecimientos “considerados poco amistosos” con China.

Estados Unidos dijo que Lam, la jefa de gobierno en Hong Kong, es “directamente responsable de implementar las políticas de Beijing de supresión de la libertad y los procesos democráticos”.

Comenta