Escándalo de escuchas ilegales pone en la mira al Ejército colombiano

FILES-COLOMBIA-MILITARY-RIGHTS-MARTINEZ

El Presidente Iván Duque, el ministro de Defensa Guillermo Botero, el jefe del Ejército Nicacio Martinez y el general Luis Fernando Navarro. FOTO: AFP

La revista Semana denunció que la institución habría espiado a políticos, magistrados y periodistas, con fines políticos.




Una dura acusación cayó sobre el Ejército colombiano según una serie de revelaciones publicadas por la revista Semana. El medio señaló que la institución castrense habría hecho uso ilegal de sofisticados equipos para espiar a políticos, magistrados, generales y periodistas, lo que generó la salida del comandante del Ejército, Nicacio Martínez, en diciembre del año pasado.

El Presidente Iván Duque había anunciado en esa fecha el retiro de Martínez por razones personales, sin embargo, el medio asegura que según altas fuentes militares que su salida se debió a la polémica. "El país no sabía que detrás de la decisión estaba uno de los escándalos más sensibles que podía afectar al Ejército y salpicar de paso al gobierno nacional", se lee en la publicación.

Esta interceptación de teléfonos y correos electrónicos se habría realizado de manera ilegal y con aparentes fines políticos. Se menciona, por ejemplo, el caso de la magistrada de la Corte Suprema Cristina Lombana, quien fue espiada mientras tenía a su cargo un caso que concierne al expresidente Álvaro Uribe. Una fuente militar aseguró que dicha información registrada había sido entregada directamente a un político del partido gobernante y del exmandatario, Centro Democrático.

El gobierno intentó desmarcarse del escándalo y el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, expresó su rechazo "a cualquier tipo de persecución, seguimientos o interceptación ilegal en el país".

[caption id="attachment_823022" align="alignnone" width="600"]

Foto: Reuters[/caption]

La Fiscalía General de Colombia anunció el lunes una investigación al excomandante Martínez, quien declaró al diario El Tiempo que su salida fue una decisión propia y que, de hecho, Duque y Holmes Trujillo quedaron "atónitos" ante su anuncio. Además, aseguró que no ha cometido delitos.

Para el analista colombiano, Augusto Reyes, los alcances para el gobierno de Duque son marginales. "Durante el gobierno de Álvaro Uribe se dieron varios episodios de interceptación a las altas cortes y no pasó nada al interior del gobierno. Desafortunadamente, esta práctica ha tenido historial. Que si el Presidente sabía o no sabía, yo he sostenido que el Presidente Duque está 'secuestrado' y no sabe muchas cosas que pasan a su alrededor", sostiene a La Tercera.

Comenta