Evo Morales afirma que el MAS ha resuelto sus "problemas internos" y se impondrá en las elecciones del 3 de mayo

Evo Morales (2)

Foto: Reuters




El expresidente de Bolivia Evo Morales afirmó este viernes que su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), ha logrado resolver sus "problemas internos" y que la formación se impondrá en las elecciones previstas para el próximo 3 de mayo.

"Resolvimos los problemas internos y tenemos garantizado un binomio para el triunfo", manifestó el líder cocalero en un mensaje difundido a través de su cuenta de Twitter.

"Hermanas y hermanos: como siempre debemos estar organizados y unidos por el Proceso de Cambio", expresó Morales, quien agregó que les "quitaron el poder con armas y balas" y que lo recuperarán "con la conciencia y voto del pueblo".

Las organizaciones sociales que conforman el núcleo del MAS en Bolivia aceptaron oficialmente el jueves a Luis Arce y David Choquehuanca como candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia, respectivamente. Ambos fueron propuestos por Morales para las elecciones de mayo.

La confirmación de Arce y Choquehuanca ha tenido lugar tras un duro debate de más de cinco horas entre representantes de confederaciones sindicales, campesinas, indígenas y vecinales del MAS, donde había surgido el descontento.

Morales dimitió el 10 de noviembre de 2019 después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) detectara "irregularidades" en el proceso electoral, confirmando de esta forma el "gigantesco fraude" que había denunciado la oposición boliviana.

El exdirigente considera que es víctima de un "golpe de Estado" porque dimitió después de que así se lo sugirieran las Fuerzas Armadas y la Policía. En un primer momento huyó a México pero, tras una breve estancia en Cuba, recaló en Argentina, donde está en calidad de refugiado.

El MAS de Morales y el nuevo oficialismo llegaron a un acuerdo en el Congreso para celebrar unas nuevas elecciones presidenciales el 3 de mayo vetando expresamente a Morales, por lo que se limitará a dirigir la campaña desde Buenos Aires.

Comenta