Expresidenta de Bolivia Jeanine Áñez se descompensa tras siete horas de interrogatorios

Foto: La Tercera/Archivo

En una audiencia en la cárcel de Miraflores, donde se encuentra detenida de forma preventiva desde hace meses, la exmandataria ha vuelto a sufrir un episodio que refleja su delicado estado salud. Áñez está en prisión preventiva desde el 15 de marzo, acusada de sedición, terrorismo y conspiración por su rol en el marco de la crisis postelectoral de 2019, y que provocó la caída del entonces presidente Evo Morales.




La expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, sufrió este lunes una descompensación tras siete horas de interrogatorios al enfrentar acusaciones de sedición y terrorismo, en la crisis política de 2019 y que significó la caída del entonces mandatario Evo Morales.

En una audiencia en la cárcel de Miraflores, donde se encuentra detenida de forma preventiva desde hace meses, la exmandataria ha vuelto a sufrir un episodio que refleja su delicado estado salud.

El médico que se encontraba en el interrogatorio ha emitido una orden escrita para poder atender a Áñez, tras lo que se ha realizado un primer diagnóstico de subida de presión arterial, alteración del ritmo cardíaco y espasmos musculares, según el diario boliviano ‘El Deber’.

De este modo, se ha suspendido la audiencia para poder estabilizar a la expresidenta, que continuará contestando a las preguntas de la Fiscalía este martes.

La hija de Áñez, Carolina Ribera, denunció la presión a la que está sometida la exmandataria y ha señalado que repercute en su salud con este tipo de descompensaciones.

Áñez está en prisión preventiva desde el 15 de marzo, acusada de sedición, terrorismo y conspiración por su rol en el marco de la crisis postelectoral de 2019. Las autoridades bolivianas investigan el caso, conocido como Caso golpe de Estado, tras la denuncia de la ex diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Lidia Patty.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.