Gobierno argentino culpa al kirchnerismo por desmanes en el Congreso y Fiscalía acusaría a responsables de “sedición”

La Fiscalía argentina acusará de sedición a los detenidos durante las manifestaciones del miércoles ante el Congreso. Foto: Reuters/Mariana Nedelcu

De acuerdo a la informe entregado por el Ministerio de Seguridad, entre los 29 detenidos por los disturbios sobresalen militantes de la agrupación Barrios de Pie, liderada por un exfuncionario del gobierno del presidente Alberto Fernández y actual integrante del gabinete del gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof.


El Gobierno argentino acusó a las organizaciones kirchneristas de provocar los graves incidentes del miércoles en el Congreso, mientras se votaba la Ley Bases, un paquete de reformas que impulsa el presidente Javier Milei en medio de un marcado rechazo de los sectores políticos opositores, sindicatos y movimientos sociales.

De acuerdo a la informe entregado por el Ministerio de Seguridad, entre los 29 detenidos por los disturbios sobresalen militantes de la agrupación Barrios de Pie, liderada por un exfuncionario del gobierno del presidente Alberto Fernández y actual integrante del gabinete del gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof.

Se indicó, además, hay detenidos que responden a otros grupos de izquierda, como el Polo Obrero y el Nuevo MAS, entre otras, aunque mayoritariamente en Casa Rosada apuntan a organizaciones ligadas al kirchnerismo. En los videos analizados de la protesta, sostienen, se ve a los militantes de Barrios de Pie y de movimientos afines cantando la marcha peronista, algo que no hacen habitualmente los grupos de izquierda, según reporta el diario bonaerense Clarín.

También trascendió que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, sigue con atención el avance de la denuncia que tramitan el fiscal Carlos Stornelli y la jueza María Servini de Cubría, que apuntaría por sedición contra los manifestantes que provocaron los incidentes.

En paralelo, más allá de la investigación que lleva adelante la Justicia a instancias del Gobierno, la vicepresidenta de la República, Victoria Villarruel, dijo que “desde el Senado vamos a denunciar a los delincuentes que ayer atentaron contra las instituciones de la democracia. Vamos a hacerles pagar todos los daños materiales dirigidos hacia los edificios históricos y veredas del Congreso Nacional. La Argentina de la sedición y la anarquía”.

En el gobierno trasandino afirmaron que van a identificar a cada uno de los detenidos y su filiación política, aunque reconocen también que existen muchos manifestantes detenidos que son antisociales, personas en situación de calle, que en principio no tienen vinculación alguna con movimientos sociales. Es el caso, por ejemplo, del hombre que apareció con una granada.

El artefacto estaba en poder de Cristian Valiente, un hombre de 41 años domiciliado en Capital Federal, que fue detenido en la esquina de Avenida de Mayo y Santiago del Estero, foco de los principales incidentes por la tarde, cuando la plaza del Congreso era casi vaciada por el operativo policial.

También se conocieron los nombres de los dos jóvenes que incendiaron el auto de la emisora televisiva Cadena 3, Lucas Bálsamo y Dylan Gómez, de 23 y 24 años de edad, solteros, desocupados y ambos oriundos de La Matanza, en la provincia de Buenos Aires.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.