Greta debuta en las grandes ligas y se alista para masivas marchas

La activista Greta Thunberg afuera de la Corte Suprema de EE.UU., ayer en Washington. FOTO: REUTERS

Mañana se dará inicio a una semana de actividades de alcance planetario lideradas por la joven activista climática sueca. El epicentro será Nueva York, en la antesala de la Cumbre Climática de la ONU programada para el lunes.




Julio de 2019 se convirtió en el mes más caluroso que se ha registrado en la historia y algunos informes científicos señalan que se podría estar cerca de la sexta extinción masiva. Por eso, jóvenes de todo el mundo, liderados por la activista climática sueca Greta Thunberg, se unirán desde mañana en la Global Climate Strike, una protesta cuyo objetivo es demandar una acción urgente de los líderes mundiales para prevenir una crisis climática. Con esta huelga se dará inicio a una semana de actividades, en las que se concretarán cerca de 3.500 eventos en más de 150 países -según el sitio web oficial de la campaña-, que concluirán el 27 de septiembre con una huelga mundial.

En su página de Facebook, los organizadores invitaron a personas de todas las edades a sumarse a las protestas en sus países ese día. "Todos son necesarios para unirse a la Global Climate Strike y hacer que nuestros gobiernos declaren una emergencia climática", dice una publicación. Esta iniciativa está inspirada en el movimiento iniciada por Thunberg frente al Parlamento sueco, conocido como Fridays for Future.

El mes pasado, la joven de 16 años cruzó el Atlántico en un bote movilizado por energía solar, en el que llegó a Nueva York el 28 de agosto. Luego viajó a Washington D.C. para participar en manifestaciones, en la antesala de una huelga climática mundial que se llevará a cabo mañana. El lunes, Greta Thunberg hablará en la Cumbre de Acción Climática organizada por la ONU en Nueva York. Los días previos, el activismo estará concentrado precisamente en esa conferencia.

Marcas involucradas

La activista no solo ha logrado movilizar a los jóvenes. Hace unas semanas, cerca de mil empleados de Amazon firmaron una petición rechazando la falta de acción de su empleador sobre el cambio climático y se comprometieron a participar en una manifestación durante esta semana. La protesta marcará la primera vez en los 25 años de historia de Amazon que los trabajadores de su sede en Seattle abandonarán el trabajo para participar de una huelga, aunque muchos de ellos se tomaron vacaciones pagadas para hacerlo.

Amazon ha anunciado varias iniciativas de sustentabilidad en los últimos meses. Sin embargo, la compañía de Jeff Bezos ha sido criticada anteriormente por no querer revelar la cantidad de carbono que emite, aunque hace poco declararon que medirán su huella de a través de una metodología propia.

Los Empleados de Amazon para la Justicia Climática, el grupo que organiza la movilización, tiene tres demandas específicas. En primer lugar, piden contribuir para lograr cero emisiones de aquí al año 2030, invirtiendo para implementar vehículos eléctricos, en una primera instancia en las comunidades más contaminadas.

En segundo lugar, exigen no firmar contratos para acelerar la extracción de petróleo y gas con compañías de combustibles fósiles. Y por último, piden evitar todo tipo de financiamiento por parte de la compañía a lobistas y políticos que nieguen la existencia del cambio climático.

Pero los empleados de Amazon no son los únicos. Más de mil empresas y sitios web importantes, como Wordpress y Tumblr, se han comprometido a unirse a una Huelga Climática Digital, en la que difundirán información a través de sus redes sociales, donarán espacios de publicidad e incluso dedicarán secciones especiales en sus páginas web a informar sobre las protestas. Algunas empresas, como Burton y Patagonia, tomarán medidas más drásticas y cerrarán sus tiendas físicas y online hoy para motivar a sus clientes y empleados a salir a las calles.

Thunberg, por su parte, hizo un llamado a través de Twitter a los gobiernos y escuelas para que permitieran a las personas unirse a las manifestaciones pacíficas durante esta semana. El martes, la activista climática se reunió con el expresidente Barack Obama, quien la describió en Twitter como "una de las defensoras del planeta más grandes".

Comenta