“He recibido amenazas de muerte”: La pesadilla que ha vivido el británico que se grabó inhalando cocaína en la tumba de Pablo Escobar

Luego de que el video se hiciera viral y se mostrara en la televisión colombiana, Steven Semmens fue buscado por la policía. Luego que fue expulsado de Colombia, dice estar arrepentido y avergonzado.


Steven Semmens, un británico que fue filmado inhalando cocaína en la tumba del jefe del cartel de Medellín, Pablo Escobar, dice estar arrepentido de la broma ya que la ha costado la seguridad de él.

El británico de 35 años, luego de que se hizo viral el video, fue expulsado de Colombia con prohibición de ingresar de nuevo en 5 años.

Ahora Semmens teme por su vida porque asegura, que ha recibido amenazas de muerte por parte de traficantes colombianos y a través de Facebook.

“Dicen que si me encontraban me despellejarían vivo”, dijo para el medio The Mirror.

El británico relató al medio que la idea de grabar dicho video se produjo luego de que conociera a un sicario del Cartel de Medellín de Escobar en un bar local. Junto con el llegaron hasta la tumba de Pablo Escobar en el cementerio Jardines Montesacro, donde se captó el momento.

Se ve al hombre sacando una bolsa con la droga que lo deposita sobre la tumba, luego lo inhala. Lo que en un principio creía que sería una broma, resultó mucho peor. El video se hizo viral, incluso mostrado en las noticias locales.

“Fue divertido en ese momento, pero estoy avergonzado. Todos decían que era una desgracia y estaba haciendo que el país se viera mal”, dijo.

“Incluso el presidente me mencionó en TV y la policía estaba preocupada por mi seguridad. Fue realmente aterrador. Me arrepiento mucho por haber hecho esto”.

Cuenta que luego de que se hiciera tan conocido el video, llegó a su casa y se afeitó para cambiar su apariencia y así nadie lo pudiera reconocer. Luego se fue a esconder a las montañas, a las afuera de Medellín para llegar a Cartagena y luego a Bogotá.

Fue en la capital de Colombia donde la policía finalmente lo encontró. “Me dieron un documento con una prohibición de cinco años y me llevaron al aeropuerto”. Ahí le dijeron que no debía regresar al país.

“Si no me lo hubieran prohibido, definitivamente habría vuelto para ver a mis hijos. Pero  supe que cuando subí al avión, había sido muy afortunado de estar vivo”, relata.

Finalmente dice “me arrepiento mucho por lo que hice y quisiera disculparme con las personas de Colombia”.

Seguir leyendo