Incendios en California obliga a miles de personas a evacuar sus hogares

Autor: Agencias

AFP

El siniestro que comenzó el jueves, ya ha arrasado con cientos de casas, supermercados, escuelas y un asilo de ancianos.


Un área de más de 80 km² fue arrasada por las llamas y miles de personas debieron ser evacuadas ante el avance de un incendio que se propaga rápidamente desde el jueves en el norte de California, anunciaron las autoridades.

“El siniestro es muy peligroso, por favor evacuen si se le solicita”, tuiteó la agencia de gestión de siniestros californiana, Cal Fire.

Tan sólo un dí­a después de que empezó el incendio en el pueblo de Paradise, ya se habí­a extendido a casi 285 kilómetros cuadrados (110 millas cuadradas).

“En realidad no se trató de extinguir el incendio”, explicó el capitán Scott McLean del Departamento de Bomberos de California, ya que el personal se resignó y mejor ayudó a las personas a desalojar. “Estos bomberos estuvieron todo el dí­a de ayer en modo rescate”.

El fuego, bautizado “CampFire” y tardío en la temporada, ya destruyó decenas de hogares en el condado de Butte, que fue declarado en estado de urgencia. Otros 15.000 puntos neurálgicos se ven amenazados.

Avivado por fuertes vientos, el fuego se propagó a gran velocidad, cubriendo de humo y cenizas el pueblo de Paradise, con 26.000 habitantes. Decenas de casas fueron destruidas así como un hospital y una estación de servicio.

“La parte baja de Paradise está enteramente en llamas en este momento”, dijo a la cadena local KIEM TV Kevin Winstead, un habitante del pueblo de Magalia, a unos kilómetros. “No quedará ninguna casa en pie, estoy horrorizado”.

AFP

El pueblo completo recibió la orden de desalojo, provocando un éxodo desesperado en el que muchos conductores quedaron atrapados en un embotellamiento y abandonaron sus autos para huir a pie. La gente de Paradise dijo haber visto a gran parte de la comunidad incendiarse, incluidas casas, supermercados, negocios, restaurantes, escuelas y un asilo.

“Estábamos rodeados de fuego. Conducí­amos con llamas a ambos lados de la carretera”, dijo el policí­a Mark Bass.

Las autoridades no han confirmado ninguna muerte a causa del siniestro.

“Los bomberos todavía enfrentan un incendio y condiciones meteorológicas extremas, con fuertes vientos”, indicó Cal Fire.

Otro foco de incendio se desarrolló al sur de California, a pocos kilómetros de Thousand Oaks, donde un exsoldado abrió fuego en un bar el miércoles a la noche dejando 12 muertos antes de suicidarse.

Unas 75.000 viviendas son objeto de órdenes de evacuación en la zona.

El viernes, el enorme incendio se extendió hacia norte y funcionarios ordenaron desalojar a los habitantes de las comunidades Stirling City e Inskip, al norte de Paradise en la falda de Sierra Nevada.

California ha sido golpeado desde finales de 2017 por numerosos incendios especialmente violentos, que provocaron una decena de muertes.

Seguir leyendo