Incendios golpean al turismo en Australia

australia

Las pérdidas ya suman más de US$ 3 mil millones. El fuego ya ha arrasado un área del tamaño de Bulgaria.


Cerca de 50 milímetros de lluvia cayeron la mañana del jueves en Australia, trayendo un alivio temporal para los agricultores, que han visto desde septiembre como el fuego ha consumido más de 10,7 millones de hectáreas -casi el tamaño de Bulgaria - y ha matado a 28 personas, además de destruir cerca de 2.000 hogares. Pero pese a la lluvia, los incendios no cesan, sobre todo en el sureste del país, en los estados de Victoria y Nueva Gales del Sur.

Pese a las precipitaciones, algunos estiman que el agua puede ser un arma de doble filo. Esto, porque el barro podría impedir el trabajo de bomberos y de los camiones de rescate.

El primer ministro, Scott Morrison, ha prometido aumentar los fondos para mitigar la emergencia y anunció que inyectará US$ 1.400 millones para la extinción de los incendios y pago a voluntarios. De todos modos, esta cifra no significa ni la mitad de las pérdidas en turismo: US$ 3 mil millones. La estimación es considerada como "conservadora" por el Consejo Australiano de Exportación y Turismo (ATEC en inglés), entre cuyos miembros está la aerolínea Quantas. Su presidente, Peter Shelley, aseguró que el 70% de los miembros han notificado cancelaciones de reservas, que van desde los 5.000 a los 500.000 dólares, desde modestos viajes familiares hasta segmentos de alto poder adquisitivo.

Shelley reconoce una caída hotelera de hasta un 20% desde septiembre de 2019, por lo que exigió al gobierno una campaña publicitarias urgente. "Eso podría ayudar a detener las cancelaciones y aumentar las reservaciones", dijo.

Eso sí, algunas recepciones de hoteles en Australia no concuerdan con la baja en reservaciones.

Según comentaron a La Tercera desde el lobby del hotel Sheraton en la ciudad de Melbourne, todo ha estado dentro de lo esperado para estas fechas. Lo mismo aseguró a este medio la recepción del Intercontinental de Sidney.

Fake News

Según la revista financiera Forbes, las fake news han ayudado a mermar al turismo australiano. Por ejemplo, se ha hecho viral un mapa del artista Anthony Hearsey, que muestra un fuego apocalíptco, pero en realidad es un compilado de un mes de fotografías satelitales de la NASA. Sin embargo, junto con Rihanna, cientos de usuarios de Twitter le dieron "me gusta" y más de 75 mil la compartieron, creyendo que era la situación actual del fuego en Australia.

El tenis

Los incendios también han afectado al deporte. El Abierto de Australia parte este lunes y es un imán turístico para el país. Las clasificatorias ya se están jugando en Melbourne (Victoria), pero algunos partidos se han visto interrumpidos a causa del smog. De hecho, el miércoles se suspendió un partido debido a la alta concentración de partículas en el aire. Según el portal Air Quality Index, el nivel era de 571, más de 11 veces de lo recomendado por la OMS.

El torneo no ha empezado pero ya tuvo una baja: la jugadora serbia Dalila Jakupovic, quien cayó al suelo debido a un ataque de tos. "Todos estamos molestos y un poco decepcionados porque pensamos que nos cuidarían mejor", se quejó. Quien también criticó el evento fue el tenista francés Lucas Pouille vía Twitter: "¡No tienen que esperar a que ocurra un incidente terrible para darse cuenta de que es peligroso!".

Comenta