Indonesia advierte sobre segundo tsunami e insta a alejarse de la costa

Un residente busca entre los escombros después de que un tsunami golpeara el estrecho de la Sonda, en la provincia de Bantén, Indonesia.

La catástrofe atribuida a un volcán causó al menos 373 muertos. Las autoridades pidieron no realizar ningún tipo de actividad en la playa.


Cerca de 250 empleados de la compañía eléctrica estatal de Indonesia, Perusahaan Listrik Negara (PLN), se encontraban el sábado disfrutando de un evento de fin de año, en la playa Tanjung Lesung, en la provincia de Bantén, al oeste de la isla de Java. El evento familiar contó con un concierto de la banda de pop Seventeen. Eso, hasta que una ola destruyó todo. Un video muestra cómo el agua destruyó y arrastró el escenario, lo que se convirtió en la imagen más ilustrativa del tsunami que azotó el estrecho de la Sonda, entre las islas de Java y Sumatra, dejando al menos 373 muertos.

“Respiraba agua”

La cifra de heridos ascendió hoy a 1.459, entre ellos Slamet Purwanto, de 48 años y uno de los empleados de PLN que está siendo atendido en el Hospital Puri Cinere.
Purwanto fue arrastrado por las olas de entre dos y tres metros desde la costa de Tanjung Lesung, hasta casi un kilómetro mar adentro.
“Estaba a 10 metros del escenario y de repente estaba inconsciente. Simplemente me desmayé. Luego estaba en medio del mar,”, contó Purwanto al diario indonesio Tribune News.

Según el sobreviviente, en su estado inconsciente escuchó la voz de su hijo de tres años y eso lo hizo despertar. “Después de eso inmediatamente me di cuenta y respiré, pero no era aire lo que respiraba, sino que el agua del mar. Seguía intentando salir a la superficie para respirar aire. Después de salir a flote, vi que había unos tres bloques de madera”, dijo. En esos bloques Purwanto logró flotar.

Así, comenzó a nadar hacia la orilla, topándose con gente que le pedía ayuda y él los intentaba ayudar.
Unos cinco metros antes de llegar a la costa, el mar retrocedió y lo arrastró hasta 800 metros hacia adentro. Sin embargo, en un esfuerzo por nadar, Puriwanto logró salir con vida e incluso llegó a su hogar a salvar a su esposa.

El Presidente de Indonesia Joko Widodo visitó hoy a las víctimas del tsunami y escuchó la historia de Slamet Purwanto.

La causa del devastador tsunami se atribuye al corrimiento de tierra submarino producido por la erupción del volcán Anak Krakatau, de 300 metros de altura y un cráter lateral. El fenómeno natural no activó las alarmas que registran los movimientos sísmicos.

Las autoridades de Indonesia reconocieron la urgente necesidad de desarrollar un sistema de alerta temprana para tsunami causados por corrimientos de tierras submarinas y volcanes.

Alejarse de la costa

Cientos de militares y voluntarios recorrieron hoy las playas llenas de escombros en busca de sobrevivientes.

Las autoridades informaron hoy que habría cerca de 128 desaparecidos.

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho, dijo en una conferencia de prensa que es posible otro tsunami, debido a las continuas erupciones volcánicas de Anak Krakatau.

“Las recomendaciones de la Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica son que las personas no deben realizar actividades en la playa y mantenerse alejadas de la costa por un tiempo”, advirtió.

La agencia reiteró que se mantendrá una advertencia de marea alta hasta al menos el miércoles, mientras los funcionarios evalúan los riesgos.

“Pensé que iba a morir” dijo al diario The Guardian, Azki Kurniawan, de 16 años, al ser arrastrado por una ola. “Me tiró a la valla de un edificio a unos 30 metros de la playa y me sujeté a la cerca tan fuerte como pude, tratando de resistir el agua. Lloré de miedo…¿Esto es un tsunami?”, pensó Kurniawan.

Seguir leyendo