José Oletta, exministro de Salud venezolano: “El patrón de casos en Venezuela podría ser más acelerado que el de Italia”

Una mujer lleva dos baldes con agua en una calle durante la cuarentena nacional en respuesta a la propagación de la enfermedad por coronavirus en Caracas, Venezuela, 23 de marzo de 2020. Foto: Reuters

“La respuesta del régimen de Maduro a la amenaza de la pandemia ha sido tardía e insuficiente”, afirma en esta entrevista con La Tercera.




“Valió la pena iniciar la cuarentena nacional y vale la pena radicalizar para cortar la cadena de transmisión y así controlar esta pandemia”, señaló el domingo el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante una alocución realizada desde el Palacio de Miraflores. Reunido con su gabinete y gobernadores del país, en la cual informó que la cifra de contagiados por el Covid-19 en el país es de 77 personas, el Mandatario adelantó que, producto de esta medida, “estamos logrando aplazar la curva de multiplicación de casos”.

Sin embargo, José Oletta, quien se desempeñó como ministro de Salud de Venezuela entre 1997 y 1999, durante el segundo mandato de Rafael Caldera, refuta el balance de Maduro. “Hemos estimado, por el rápido ascenso de casos confirmados, que el total actualmente superaría la cantidad de 3.000”, asegura en esta entrevista con La Tercera.

¿Cuál es el verdadero estado en que la pandemia encuentra al sistema de salud venezolano?

Se encuentra debilitado desde hace años, por la emergencia compleja humanitaria que afecta la nación. Esto ha sido motivo de preocupación para la Organización Panamericana de la Salud (OPS), porque reconoce la poca capacidad de respuesta ante esta nueva amenaza de salud pública. Venezuela está en el grupo de los países más débiles del continente y menos preparados para responder. A pesar de haber sido advertido con tiempo por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la OPS, la respuesta del régimen de Maduro y los preparativos para atender la amenaza de la pandemia han sido tardíos e insuficientes y en este momento no hay suficientes medios para responder en forma eficiente y oportuna para mitigar el daño.

El Presidente ordenó una “cuarentena total”. ¿Se justifica? ¿Ha sido respetada por los ciudadanos?

En términos generales, la población ha respondido a las medidas de distanciamiento social ordenadas por el gobierno. Esta medida por sí sola no es suficiente y debe ser articulada con otras respuestas para fortalecer el sistema de salud. Los recursos disponibles en alimentos, medicamentos, bienes y servicios, cuya producción se verá comprometida aún más en las próximas semanas con motivo de la cuarentena masiva y la paralización del país, en mi opinión, sumará a la emergencia sanitaria una crisis humanitaria más profunda con graves consecuencia sociales, económicas, de conflictividad e inestabilidad política en toda la nación y repercutirá en el continente.

¿Existen proyecciones sobre el número de casos y muertos que podría causar la pandemia en Venezuela?

La pandemia en Venezuela está en la fase inicial, con un aumento exponencial de casos confirmados desde el 13 al 20 de marzo (21 veces más casos confirmados en cinco días). Este patrón es uno de los más rápidos del continente y pudiera ser aún más acelerado que el ocurrido en Italia y España. El gobierno omite información sobre el número de casos sospechosos y descartados, con pruebas para identificar el Covid-19 mediante pruebas PCR-RT. Hemos estimado, por el rápido ascenso de casos confirmados, que el total actualmente superaría la cantidad de 3.000.

Maduro asegura que Venezuela posee un fármaco que “cura” el coronavirus, en alusión al antiviral cubano Interferón Alfa 2B. ¿Qué antecedentes tiene sobre ese medicamento?

Una revisión exhaustiva de la reciente literatura sobre tratamientos en fase de ensayo para Covid-19, no nos ha permitido identificarlo entre los medicamentos probados y menos que haya dado resultados que permitan afirmar que “cura” la enfermedad como declaró públicamente Maduro. Adicionalmente, una investigación periodística ha puesto en evidencia la manipulación de información sobre los supuestos beneficios de este producto, propiciada con fines de comercialización.

Comenta