La historia feliz de los niños en Tailandia llegaría a Hollywood

Los últimos cuatro Navy Seal tailandeses que salieron de la cueva. Foto. AP

Dos productores estadounidenses están en Tailandia recabando detalles sobre el exitoso rescate de los 12 menores y su entrenador, tras 17 días atrapados en una cueva.


Se acabó la espera y con un final feliz. Tras 17 días en la cueva Tham Luang, al norte de Tailandia, los 12 niños del equipo de fútbol “Jabalíes Salvajes” y su entrenador, fueron rescatados con vida y  todos se encuentran recuperándose en el hospital Chiang Rai Prachanukroh. Tras ocho horas de operativos, los tailandeses finalmente celebraron la buena noticia.

“No estamos seguros si esto es un milagro, una ciencia, o qué. Los 13 jabalíes están ahora fuera de la cueva”, escribió la Marina de Tailandia en Facebook.

Los niños, de entre 11 y 16 años, junto con su entrenador de 25, ingresaron a la cueva el 23 de junio luego de un entrenamiento de fútbol, y no pudieron volver a salir por sus propios medios debido a la inundación provocada por las fuertes lluvias. Los 13 fueron hallados recién el 2 de julio por dos buzos británicos, nueve días después de haber quedado atrapados. Apenas fueron encontrados, mucho se especuló acerca de cómo se les rescataría. Las propias autoridades y expertos advirtieron que se trataría de una operación extremadamente difícil, fuera cual fuera, y que podría durar meses. Pero al final no ocurrió eso.

La extracción mediante buceo fue la técnica escogida, acompañada también del “factor clima”, debido a que favorablemente se produjo un descenso en los niveles de caída de agua. Así, el “día D” comenzó el domingo con cuatro niños rescatados en una operación que duró 11 horas. Luego, continuó al día siguiente con otros cuatro menores rescatados y nueve horas de operaciones, al igual que la tercera y última de este martes.

Un equipo de 18 buzos  -cinco tailandeses y 13 extranjeros- trabajó directamente en el rescate. La operación final incluyó 19 buzos. Dos Navy Seal acompañaron a los menores en el trayecto, uno adelante, quien guiaba el camino y llevaba el tanque de aire comprimido y oxígeno del niño, y otro atrás, por si surgía cualquier problema.

Así, los 13 miembros de los “Jabalíes Salvajes” ya están siendo tratados en un hospital.

Buena salud

“Esta mañana los primeros cuatro niños (en ser rescatados) pidieron pan y chocolate. Son atletas, por lo que sus cuerpos resisten bien la enfermedad”, sostuvo el médico Jessada Chokdamrongsuk, secretario permanente del Ministerio de Salud Pública de Tailandia.

A medida que llegaban al hospital, los niños eran tratados por bajas temperaturas corporales, les suministraron nutrientes, vitaminas, vacunas y antibióticos, para tratar cualquier caso de rabia o tétano. Dos de los niños fueron diagnosticados con infección pulmonar y uno de ellos tuvo un rasguño en el tobillo. Además, sus recuentos de glóbulos blancos eran inicialmente altos y los médicos esperaban realizar las pruebas de laboratorio, para saber si habían contraído alguna enfermedad. Todos los niños estaban en buenas condiciones psicológicas.

En relación con la dieta, están comiendo alimentos blandos y no han tenido problemas para ingerir comida puesto que los rescatistas en la cueva les habían dado un gel alimenticio.

Los niños fueron sacados de la cueva con los ojos vendados para protegerlos de la luz, por el tiempo en que estuvieron expuestos a la oscuridad. Las vendas se las quitaron al llegar al hospital y los primeros cuatro niños ya recuperaron toda la visión. Los cuatro del segundo grupo todavía debían usar lentes de sol.

Pese al buen estado de salud, hasta anoche solo los primeros cuatro niños ya habían podido ver a sus familias a través de un vidrio, debido al estado de cuarentena en el que se encuentran.

Película

Tal como sucedió en su minuto con el caso de los 33 mineros atrapados en la mina San José en 2010, la posibilidad de una película ya comienza a tomar forma, debido a las características que tuvo el rescate.

Dos productores estadounidenses, Michael Scott y Adam Smith, pasaron los últimos días en el área alrededor de la cueva Tham Luang, explorando y sentando las bases para lo que creen que se convertirá en un éxito comercial.

Así, los miembros de la productora Pure Flix, con sede en Arizona y Los Ángeles, sostuvieron a medios estadounidenses que creen que esta película es sobre una “historia muy inspiradora”. “Todo lo que sucedió en el lado tailandés… Tienes los equipos de buzos internacionales. Creo que atraerá a algunos guionistas, directores y actores realmente increíbles al proyecto”, dijo Michael Scott. “En este momento, solo estamos descubriendo cómo se desarrollaron los eventos y la forma más precisa en la que puede retratarse esta historia”, añadió.

¿Motivación política?

En los medios tailandeses y mientras los niños y el entrenador aún no eran rescatados, se especuló acerca de un especial interés político de la junta militar en el gobierno por un exitoso final en el rescate. Aquello, exponían algunos, daría a la junta, que tomó el poder tras un golpe de Estado en mayo de 2014, un impulso de popularidad justo en tiempos en los que está sometida a una intensa presión pública para que se celebren elecciones.

“Las autoridades tailandesas están tratando de utilizar (el rescate) para obtener beneficios políticos”, dijo al South China Morning Post, Rangsiman Roma, un activista pro democracia y líder del Grupo de Restauración de la Democracia de Tailandia. “Quien salva a los niños va a ser visto como un héroe”, acotó.

El primer ministro tailandés Prayuth Chan-o-cha, visitó a las familias en los días previos al hallazgo del equipo de menores y su entrenador. El motivo era para tranquilizarlos contándoles todos los esfuerzos que su gobierno estaba realizando. “Su mensaje a las familias fue muy politizado (…). Pero no creo que tengan éxito (en mejorar su imagen). La gente va a diferenciar entre los militares que participaron en el rescate y el gobierno”, dijo el activista.

“La junta está siendo presionada por la ciudadanía, hasta cierto punto, pero han podido retrasar repetidamente las elecciones una y otra vez, y lo hicieron de nuevo hace unos meses, de hecho”, dijo a La Tercera Joshua Kurlantzick, miembro del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) para el sudeste asiático, con lo que no ve mayor incidencia en lo sucedido.

El fútbol celebra

La FIFA había hecho una invitación a los 12 menores y al entrenador para asistir a Rusia a ver la final de la Copa del Mundo el domingo. Sin embargo, no podrán asistir.

“Están felices y extrañan su hogar … pero es posible que tengan que ver los partidos de la Copa del Mundo en la televisión porque todavía están en cuarentena”, dijo el médico Jessada Chokdamrongsuk.

Los niños deberán estar al menos una semana en el hospital. Pero otros actores del fútbol mundial han expresado su interés en la situación de los “Jabalíes Salvajes”.

El Manchester United FC publicó un mensaje en Twitter en el que invitó a los niños futbolistas, a su entrenador y también a los rescatistas a su estadio, Old Trafford, durante la próxima temporada.

Otros jugadores expresaron su emoción con el caso por las redes sociales, como Kyle Walker, que juega en el Manchester City; Mezut Ozil, delantero alemán del Arsenal, y el seleccionado de Inglaterra, Harry Kane.

(Para ver en detalle la infografía, haz click aquí o en la imagen)

Seguir leyendo